miércoles, 25 de noviembre de 2015

Y nos plantamos de golpe en Noviembre

Sé que llevo mucho, muchísimo sin pasar por aquí. Y la verdad es la de siempre: vuelves porque estás mal. No tanto como el pozo en el que me hundía a comienzos de este año, pero sí que de nuevo ando jodida.

Os resumo un poco porque realmente no ando demasiado motivada.

- Sigo en la casa que me mudé con A, tenemos dos gatitos y todo eso está bastante bien. La convivencia es buena y esas cosas.

- La depresión y la ansiedad han empeorado, pero voy a la loquera y a la psicóloga aunque me dan cita una vez cada mil años y la terapia es lo mismo que mis cojones.
Al menos ya no tengo ganas de morirme cada dos por tres. A menudo vuelve esa mierda, pero como una vez al mes o dos, cuando antes era casi a diario.

- He subido de peso. MUCHO. 68, 69 o no sé ni lo que llegué a ver. He vuelto a intentar bajar y estoy en los 67 o así. Un fracaso total.
Tuve que comprarme unos pantalones 2 tallas más grandes y aun así me echo a llorar casi cada vez que tengo que vestirme para algún evento o cita importante.

- El trabajo horrible. Nos echaron a los dos a la calle de la noche a la mañana y este verano ha sido bastante infernal en cuanto a estrés. Ahora estoy mejor del tema estrés-presiones-mal ambiente, pero hay un alquiler que pagar y no se hace por sí solo.
No hay una mierda de trabajo y el poco que hay no me llega ni para medio alquiler. Al menos tenemos paro y esas cosas.

-----Esta entrada la empecé a escribir el otro día y la verdad es que se me ha esfumado la inspiración y no sé ni qué más tenía que contar. En fin, esperaré a que se me vuelva a iluminar la neurona para contaros algo más.------

Me siento que ya no hay nadie de los que hablaba por aquí. En fin, gracias por leerme, a quien aún me siga.