miércoles, 14 de enero de 2015

Arrival. Contando días para las segundas vacaciones.

Genial. Simplemente genial.
Los días de las vacaciones fueron totalmente, como decirlo, MÁGICOS.
A es mucho, mucho más de lo que podría imaginar y me siento con él como hacía mucho que no me sentía; ni siquiera sé si alguna vez me sentí tan extremadamente unida a alguien en tan poco tiempo. Cinco días que han parecido tres semanas y donde ninguno de los dos quería dejar ir al otro.


No voy a aburrir con moñadas ni intimidades varias, que esto no es un Sálvame Deluxe. Lo siento para quien venga a buscar carnaza.
Oficialmente las cosas van para adelante y creo que eso es lo que importa. Nos entendemos en prácticamente todo, discutimos, nos reímos, lloramos, nos consolamos, y sí, también follamos. El resto se sobreentiende y no hace falta decir más.
Y por cierto, al 47 kilos lo mandé a la mierda. Los baneé tanto a él como a su novia -que me mandó un mensaje del palo de pidiéndome explicaciones (¿hola?) mientras yo estaba con A- y por su bien, no quiero saber nada de ninguno de los dos.
Que no saquen mi Mala Hostia, porque en ese caso no se van a librar de la que les va a caer. Tranquilitos y todos viviremos mejor.




Eso sí, también hay que decir que el turismo cansa, sigo con tics nerviosos musculares desde hace varios días; y el hecho de que en mi casa ya hayan empezado a tocar los cojones y a no dejar dormir gran cosa, no ayuda a que mi cuerpo repose todo lo que necesita.
Ni dopado a Valium.

Y vuelvo a estar con ganas de huir, de dormir, de llorar o de acurrucarme haciéndome bichobola y que todo y todos me dejen descansar la cabeza en paz. -Todo esto excluye a A, como cabe suponer-
En mi casa no se puede vivir; el gimnasio no me llama lo mas mínimo (aunque no he tenido variación de peso desde que me fui y eso que he comido, cerdísticamente hablando, como para olvidarme de chatarras por más de medio año).
La sensación de ser un cero a la izquierda vuelve a aparecer, incluso sé que ni en las clases de Japonés me estoy esforzando lo suficiente, aunque me encante aprender. Y si todavía me tambaleo pero no termino de caer de culo a mi pozo de mierda, es precisamente por la inyección de positivismo de las vacaciones.


Vuelvo a huir de mi realidad salir de viaje el 21, a casa de S, y donde ¡sorpresa! también viene A pasados unos días. Esta vez la estancia será de tres semanas, con lo que tendré que mentalizarme de hacer comidas normales, ejercicio moderado y en definitiva, encontrar la paz mental que tanto me falta cuando piso la casa de mis progenitores.

Y mientras tanto, mi amigo Richie me alegra las tardes, nos fumamos unos verdes y pasamos frío contándonos cotilleos en plena calle y cortando el viento con nuestra risa histérica pasajera.


10 comentarios:

  1. Que bueno que hayas pasado unas lindas vacaciones :)
    Y no, no hay paz mental en casa de los progenitores DDDD: uno tiene que construirla y buscarla porque ellos van a encargarse de sacarte de quisio. Los mios son insoportables pero ya es como bueno si piloto automatico y listo, chau, no les presto atencion.
    Espero lo pases genial en la siguiente escapada
    Un beso linda

    ResponderEliminar
  2. Me das envidia con tanto viaje >.<
    Yo tenía un novio que vivía fuera, bastante lejos, pero lo iba a visitar a menudo, Y ME ENCANTABA tener que coger el tren y largarme de aquí.
    Disfruta de la paz interior que a veces da un respiro a este estilo de vida tan mierdero.
    Abrazosssss

    ResponderEliminar
  3. Que waderlust me dió al leerte, mis mejores deseos para ti <3

    ResponderEliminar
  4. Joder, yo nunca salgo de vacaciones >-< Que envidia, tía. Que bien que todo vaya bien con A. c:

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes que yo predicar con el ejemplo cero, pero te diría que aproveches el positivismo para intentar "arreglar" tu vida en tu tierra, porque -y no quiero ser agorera EN ABSOLUTO-, no podemos pretender que nadie nos salve, y aunque sigáis juntos pues luego habrá ciertos problemas, como en todas las relaciones, y si ÉL es lo único de tu vida que funciona pues en cada conflicto te vas a querer morir rollo dependencia absoluta y... chungo. Y lo digo porque me ha pasado y lo único que he hecho ha sido joder relaciones.

    Pero vamos, que envidia máxima, y que seguro que tanto el gym como el japonés no lo estás haciendo tan mal pero es tu PUTA OBSESIÓN CON SER PERFECTA.

    ResponderEliminar
  6. Que gusto da leerte tan bien, los mejores deseos para lo de A y a vacacionar con las baterías bien cargadas
    Un abrazo grande ♥

    ResponderEliminar
  7. Que bien que hayas tenido tanto viaje!

    ResponderEliminar
  8. Me alegra mucho leerte así de contenta, aunque coincido con Flau... No puede ser el único pilar que te mantenga en pie...
    Anyway me gusta verte con ilusión, de verdad que sí. Cuídate mucho Yuki. Un besito

    ResponderEliminar
  9. Me encanta verte ilusionada:)

    Flau en verdad siempre da en la tecla xD o te da una visión q dices.. juer , verdad

    A ver si consigues extrapolar ese positivismo a todo lo q te rodea Yuki :)

    A te leía por aquí , cierto?

    ResponderEliminar

Tírame una linterna :)