martes, 23 de diciembre de 2014

Ya está aquí la dichosa Navidad

Qué raro, todos hablando del mismo tema. Ya hasta da por el saco, ¿verdad?
Pues sí tías, YO TAMBIÉN. Y no voy a ser nada inventiva en cuanto al tema.

Siempre me han gustado las Navidades, hasta que te das cuenta que te pasas el día en un pienso infinito. Y luego no te cabe la ropa. O te haces la de que no has visto y vas amorcillada por la calle a partir del 6 de Enero.

Este año, además, tenemos otro PLUS aparte del TCA: familiares a los que no soportas y ni quieres ver; en casas con millones de ojos tras tu espalda cuando vas al wc, con la parana de si te estarán cronometrando por si tardas demasiado (y ya sabemos por qué) o en sitios tan ridículamente pequeños que la casa se limita a una única habitación donde tienes que abrirte paso al estilo de Moisés y las Aguas para poder llegar hasta el baño. Y ni se te ocurra hacer un ruido un poco más alto, que será perfectamente audible por encima de todo el griterío de esas conversaciones TAN lucrativas que tienen tus parientes.

Y hola, te plantas en Enero con mínimo 5 kilos más, sintiéndote una desgracia con patas y te apuntas junto con toda la borregada a ese gimnasio apestado de gente donde todos patéticamente querremos bajar lo engullido diez días atrás.

Y todo por celebrar el nacimiento de un fulano al que realmente nadie recuerda; inventos de días para juntarse en familia y practicar el hipocritismo comunitario, el llenar recuerdos y sentimientos con comida grasienta que arrepentirás hasta el último pelo de tu cabeza haber digerido.

Y yo, si pudiera, me quedaba en mi casa y pasaba estos días como un día normal.
Que sí, que los regalos a todos nos hacen ilu, pero todo lo demás podrían metérselo por el culo.
Y todos nos quejamos y acabamos TRAGANDO, en el amplio espectro de la palabra, por no montar una escenita, por quedar bien y por, simplemente, gilipocostumbrismo.

Feliz Navidad, atontaos.

A ver si este año ponemos remedio a las catástrofes antes de que ocurran. Y me dedico, la primera, a mí misma esta reflexión.

A todos los demás que disfrutáis de las fiestas, que nadie se me queje de los kilos gratis, o le hago tragar diez kilos de turrón de Gijona.

Besis. ~



10 comentarios:

  1. Q crack. Me tengo q reir...si...eatas fechas cerramos los ojos. Yo como ni tengo ropa. Ni se si saldre y x supuesto NO BEBERE. pues...ya tengo los 5kg arrastrados desde septiembre/octubre...ya llevo el pack. Pero no quiero q sean 7 ni 10.omg me muero... me ha encantado tu descripción de la falsedad navidad. Bravo. No hay nada mejor q una dosis de humor ácido y real!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, me encantó, es tan cierto!, no podría haberlo dicho mejor.
    Me encanta tu blog :)

    ResponderEliminar
  3. Amén! Totalmente de acuerdo. Lo único bueno de las navidades son los recuerdos de cuando era pequeña. Por eso no puedo evitar ilusionarme cuando llegan y es aún mayor la decepción. En serio, no es necesario juntarse con gente q te cae mal, tirar dinero y comer 4 veces más de lo normal, más aún si no eres creyente! Wtf!

    Irune

    ResponderEliminar
  4. Hace poco leí una frase, creo que iba así: "Eres como una mentira navideña, con luces y todo"... Esta frase al igual de lo que escribiste es cierto.
    No quiero ni pensar en los kilos demás... Y las cosas empeoran si hay cumpleaños de tíos, tías, primos y demás parientes, donde obviamente hay comida en exceso.
    Creo que aunque a veces prefiero que fuera cualquier día, me gusta el hecho de que este mi nucleo familiar unido (papá, mamá, mi hermano y yo). Rara vez hay discusiones en esta época. Pienso que deberíamos intentar no pensar en lo malo (que abunda en todo el resto del año), intentar pasarla bien... Intentar olvidar la porquería del resto del año.
    En fin, que tengas una felíz navidad, no de manera superficial, en serio pásala bien...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo ya dije que leería tu blog y lo he hecho (unas cinco entradas, no me pidas más).

    Sobre tu amigo, es normal que te sintieras tan desplazada, sobre todo después de los años que habéis pasado juntos y que, sin duda, sabes qué entiendo una relación así por lo que te puedo decir casi seguro que las cosas no cambiarán y, en caso que lo hagan, dale una colleja para que abra los ojos. A veces a uno el amor (cosa que no entenderé nunca) le vuelve ciego. Hay cosas que deben prevalecer por encima de cualquier cosa.

    Sobre la Navidad; a mí ni me fu ni me fá. Mucho menos la comida. Supongo que el no comer carne me ha librado de muchísimas situaciones. Y ahora aún más. Esta noche tengo cena y supongo que en fin de año, pero soy de comidas sencillas así que todo lo ostentoso navideño nunca lo he podido tragar (con lo cual mi peso se mantiene igual); pero imagino que si uno siente devoción por lo que hay en la mesa pues no se puede controlar. Y ya con tus padres tras la puerta poco se puede hacer.

    En fin, tómatelo con calma, pasa buenas fiestas, conoce a quien tengas que conocer y sé feliz sin exigirte demasiado. A ver si coincidimos en el chat en algún momento que los dos tengamos tiempo y me cuentas.

    Keep fighting bitch :P

    ResponderEliminar
  6. Yuki, no podrías ser más graciosa ni en stand up...

    Felices fiestas, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Muy buena la entrada, se puede decir más alto pero no más claro. Aun así me gusta pensar que sí hay gente que saca lo bueno de sí y creo que es otra de las cosas buenas que puede tener esta época, que deberían hacerlo todo el año?? Por supuesto, pero bueno... menos es nada.
    pásalo bien y besitos sin calorías! ^_^

    ResponderEliminar
  8. Jajaja yo creo que todos vamos a estar de acuerdo esta vez. Suerte que mi familia es pequeña y hacemos cenas tranquilas. Pero... Quitando el tema de la comida, de verdad te digo que me gustaría tener primos que ver en nochebuena y a los que contar qué tal me va la vida, o algún sobrino al que sorprender cuando llega papá noel o.. Yo qué sé... Un poco más de ambiente navideño. Pero bueno, cada cual nos conformamos con lo que nos ha tocado y a quedarnos con lo positivo! El gym va a reventar el día 7...! Jajaja un besito guapa

    ResponderEliminar
  9. ¡Tan cierto! Sobre todo lo de los Kilos de más.
    En mi casa no hacemos grandes comidas familiares, por suerte xD
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  10. Nomaa
    Y espera el año nuevo...

    ResponderEliminar

Tírame una linterna :)