sábado, 6 de diciembre de 2014

Sábado. Va de anónimos la cosa.

Creo que ya estaba echando de menos los Trolls de internet, los Haters. Desde que cerré mi página con 50.000 fans que no me molestaba en responder a nadie que solamente viene a comentar sin utilidad.
Supongo que eso es porque mi blog cada vez lo lee más gente, ¡já!.

No sé ni cuánto tiempo me llevas leyendo, pero ¿te crees que en serio me planteo que he quemado 14.000 calorías (sí, exacto. Catorce mil. Siete mil por cada kilo de grasa pura) para quitarme los dos kilos? ¿No serías tu también quien me dijo que parece que mi peso real es solamente una semana al mes, un par de entradas atrás? Porque por si se te ha perdido la información, también se me ha ido la regla esta semana.
Puede que no sean dos kilos de grasa pura, que no lo son, pero la sensación de estar mucho más deshinchada no me la quita nadie. Ni el empezar a notar/ver de nuevo huesos que estaban enterrados bajo una capa lipídica.
Lo de que me esté dos meses sin comer es la cosa mas estúpida que he leído, y mira que leo wannadas a diario (por muy intento de sarcasmo que sea). Y además, te diré que al día siguiente del ayuno, anteayer, comí bastante normal para ser yo, y no subí más que cien gramos
¿Alguna otra cosa más? Ah sí, llevo desde el día de la tableta de chocolate sin atracarme. Y no tengo planes para ello por el momento.


Creo que está de más decir que ahora tenga que dar explicaciones en un mundo virtual acerca de en qué me gasto el dinero ganado en el mundo real. Ni cuánto tengo, ni cuánto me queda, ni cuánto me gasto o me voy a gastar. Faltaría mas.
Y por cierto, me quejo de lo que me sale del níspero, que para eso es mi blog.


Hola Clara,
¿Te crees realmente que me vanaglorio de mi enfermedad o hago apología de la bulimia o trastornos de la alimentación? Si es así, creo que realmente deberías mejorar tu análisis sintáctico.
Cuando llevas diez años (sí, has leído bien, DIEZ AÑOS) tratando de tener un peso y una talla adecuada, tratando de comer normal y conseguirlo por épocas y otras no, atracándote y haciéndote más daño de lo que otra persona te haya hecho, ¿te crees que realmente no me he planteado curarme? Como veo, no tienes ni idea.
Los cuatro años que estuve totalmente ajena a este mundo tuve mucha más tranquilidad mental, pero, como sucede en este tipo de trastornos, al no saber medir las cantidades correctas de comida y sumado a un sedentarismo más que evidente, volví a engordar. Y eso, sumado con la depresión que acarreaba de antes y que se multiplicó por dos y los problemas económico-laborales de mi casa y familia, hicieron que simplemente me diese igual y volviera a esto.
¿Acaso vas a terapia para creerte toda esa utopía de que algún día podrás comer sin engordar o sin que te importe? Porque yo para eso sí soy más realista -o pesimista, como lo quieras llamar- y sé que NUNCA podré relajarme en cuanto a la comida, aún estando parcialmente recuperada, si es que no quiero volver al pozo del infierno.
Hasta los terapeutas que tratan esto no se ponen de acuerdo si los TCA son algo que tenga cura o simplemente que se quedan como enfermedad crónica en tu vida.
Ruego si conoces a alguien que ha padecido cualquier trastorno alimenticio y ahora vive su vida como la de una persona normal y ni siquiera sienta culpa tras comerse una tarta de chocolate, me la presentes. Para que me dé el ingrediente secreto de cómo conseguirlo.

El hecho de que conmigo misma sea mucho más estricta no significa que el resto tengáis que tomar ejemplo e imitar mi conducta. Ni usarme como ejemplo (jajaja, que me desorino, por favor) para saber qué no debes hacer en la vida.
Créeme, si necesitas un ejemplo de anti-bulimia, busca noticias en internet sobre esa joven que se murió de paro cardíaco y estómago reventado con la cabeza colgando de la taza del váter. Seguro que el shock es mucho más grande que lo que yo pueda contar sobre mi vida aquí. O de aquellas que vomitan 8 veces diarias y sigue sin ser suficiente para calmarse.
Que ejemplos extremos hay muchos, para qué conformarse con una vida mediocre.

Como bien me dice siempre Miriam, (a quien admiro y aprecio a partes iguales, sobre todo por haber tenido la fortaleza de poner punto final a su enfermedad y buscar ayuda y salir de esto casi por completo y además de eso, animar y ayudar a otras a hacerlo), cada uno debe ser quien decida salir de esto y nunca terminarás de luchar contra tu Lado Oscuro. 
Y para eso se necesita estar muy mentalizado, además de la ayuda de un profesional, o de muchos. Y no es mi caso, desde luego que no lo es. Porque para mí la sensación de engordar de nuevo es mucho más destructiva psicológicamente que tener que sufrir por adelgazar.
Y el día que me cambie el chip de nuevo, volveré a intentarlo. Pero no por el momento.

--------------------------------------------

En otro orden de cosas, ayer volví a ayunar de cena a cena, esperando ver si esta semana veía el 57, aunque fuese 57,9. 
Y la verdad es que no. Sólamente bajé 200 gramos, me he quedado en 58,0 y no he pasado por el baño (lo cual es normal debido a la poca cantidad de comida) y aunque se me pasó por la cabeza ayer tomar un laxante, al final no lo hice. Supongo que mi cuerpo ha dicho "eh, ya está, no me metas más caña que esto es todo lo que te puedo dar". Y está bien, lo acepto.

Y cené pizza casera light. Y la digerí; lo cual para mi es un logro, porque tampoco terminas de librarte de la culpa, pero al menos me puse a prueba para ver qué tal me iba la semana y creo que por esa parte he superado el reto.
Ni atracones, ni vómitos (salvo el de la cena del Martes), y desde luego los ayunos me los esperaba bastante peor para alguien como yo.
Ahora toca fin de semana largo hasta el Martes (el Lunes es festivo) y el tiempo está asqueroso, ni para salir a comprar el pan, así que veremos qué tal se me dan estos días de sedentarismo y comida (que parece que han comprado comida por si hay aviso de guerra xD).


Creo que lo dejo aquí por hoy, ya va demasiado discurso para cosas de poca importancia, y lo demás no hay mucha novedad que digamos.
¡Un beso!

12 comentarios:

  1. Madre mía como esta la gente. Me gusta leer a cierto tipo de personas (entre ellas tu yuki) xk saben lo k es esta tortura. Odio como bn dices las wannadas xD xk cada una lo lleva como buenamente puede... Y si, yo tb llevo diez años y la culpa es lo k me puede y me supera, lo que intento cambiar y nunca puedo... Además de muchas mas cosas. Creo k cada una sabe cual es su punto débil y eso es lok intentan sobrellevar, otras intentan cambiarlo... Cada persona es un mundo.

    Y x favor, como Yuki bien ha dicho, es su blog, si no se queja, queda a gusto, se desahoga (o como queráis llamarlo), dnd lo va a hacer? O acaso no nos creamos el blog xa eso? Xa expresarnos libremente. Pues aprender a respetar!!

    Sinceramente, aunk no hayas visto el 7 da igual! 200gr menos eso k te quitas!!! Yo estoy sin positividad ni ánimos xa nada. Anoche se me descontrolo todo de las manos y buf...

    Muchos besos yuki, me encanta leerte porque me gusta la gente que dice lo que le sale del bolo xD

    ResponderEliminar
  2. Hey Yukis.
    Obvio no sabemos (ni quisiéramos saber) los infiernos mentales que pasan los demás, la verdad ya cuando estás en el hoyo, saber la vida de los demás, la tuya o de las que se mueren en el w.c. no ayuda a nada, sigues hundida y se acabó... Yo ya llevo 2 meses sin devolver con muchísima ayuda, mucha fuerza y gracias a que no hay dinero, pero en otros tiempos si llegué a vomitar entre 5 y 10 veces al día, era atracón tras otro, a veces me bastaba con mi propia historia para estar harta de todo, y también encuentro consuelo en ya no engordar aunque desde que dejé de devolver no han cesado mucho los atracones y desde entonces sólo bajé 1kg y medio pero ya no engordé y como sea estoy recuperando mi peso anterior.
    Pero bueno, al caso, amo tu blog lo leo de vez en tanto porque desde que nos seguimos en fb me siento muy identificada contigo en varias cosas, pero yo soy muy sacatona y tu no tienes pelos en la lengua (muy bien!), y si hay gente que cree que no nos conducimos de la manera correcta por la vida, y no les parece... o sea, es decir, de entrada no estamos bien de la cabeza, obvio si les parece que tenemos conductas contradictorias o quieren hundirnos con cualquier estupidez es gente que no tiene ni la más mínima idea de lo que es padecer bulimia con todas las porquerías mentales que conlleva, no creo que la mayor parte sean haters excepto el ojete del primer comentario jaja pero tienes razón, ni gastes tiempo justificándote con esos.
    Super besotes
    Ale

    ResponderEliminar
  3. Y esa es la razón por la cual desactivé los "anónimo" de Blogger. Porque, generalmente, lo único que hacen es decir mierdas, y ya tengo suficiente con las mierdas que yo misma me digo.

    ¡Hola, Yuki! Me parece que hay mucha gente que está al tanto de ti, y que no saben nada sobre tu vida. No llevo mucho leyéndote, pero se nota que no te regocijas con lo que haces.
    Y sí, tienes razón. No hay cura (aceptable) para los TCA, así que el comentario de esa chica (al igual que los otros) me parece una estupidez.

    Me alegra que con el resto de los aspectos te vaya bien. No te desesperes por llegar al 57, ya llegará.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bien por los días sin vómitos ni atracones. Es difícil dejarlos, como cuesta al comienzo! Seguí adelante. Yo admiro que aunque no tengas nutricionista buscas la comida sana y alternas con ayunos, en mi caso tampoco tengo nutricionista y armo sola mi comida, procuro que sean cosas sanas y es complicado comer sin culpa, aun no lo logro...
    Sobre los Trolls de Internet: No los comprendo, pareciera que tuvieran envidia, sino porque leer páginas de personas que supuestamente rechazan?? y si estas intentando recuperarte de tu bulimia "exitosamente" no comprendo como leer sobre personas que padecemos de esta enfermedad te haga sentir mejor??? Es como ir al hospital y ver a los enfermos y sentirse mejor porque uno no llego a ese punto, Clara: Reflexiona sobre tus palabras, que nadie disfruta de tener un TCA.
    Yuki: Mándalos al reverendo cuerno, la ignorancia siempre causa daño...


    ResponderEliminar
  5. Ole ole y ole Yuki! Por la respuesta q NO MERECEN los anónimos y por superarte! Muak!

    Irune

    ResponderEliminar
  6. Hola Yiki, es Barbara de el blog enamorana y vine a leerte, es una verdadera lastima que tuvieras que gastarte todo un post con anonimos desagradables, pero me encanta leerte igual, te dejo un saludo!

    ResponderEliminar
  7. uff, algunos se escudan en el anonimato para dejar salir su verdadero monstruo interno. Lo peor es que hablan como si te conociesen íntimamente y te juzgan como si fuesen mejores.

    Saludos a ti, querida.

    ResponderEliminar
  8. Yuki, pon el blog de Miriam y su instagram que no lo encuentro, por favor. Ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://acabarconlabulimia.blogspot.com.es/

      Eliminar
  9. Muchas gracias por la mención... La verdad, no me la esperaba. Y sí, la verdad que si de momento no estás decidida a salir no hay nada que hacer al respecto. La psicóloga siempre me lo dice: qué es lo que quieres? Hay quienes optan por llevar un control estricto por lo que comen y demás. Pero yo... jajaja la verdad que no podría vivir pensando en calorías. Es algo que me vuelve loca. Y supongo que por eso fui tan a saco con la recuperación. Ahora obviamente he subido de peso y me sigo viendo gorda aunque sé que no lo estoy. Así que le he dicho a la psicóloga que empecemos a trabajar la imagen corporal. Si ha conseguido que cene... por qué no conseguir que llegue a verme bien? Un saludo amor :)

    ResponderEliminar
  10. Hola Yuki, ¿qué tal? ¡Espero que haya ido bien el puente! Soy Clara, la que te escribió en el post anterior. Siento tener que contradecirte, pero te equivocas: no soy ninguna hater. No te odio ¡faltaría más! ¿Cómo voy a odiar a alguien que no me ha hecho nada?¿Hubiera sido más adecuado que escribiera mi comentario bajo un pseudónimo o desde otro blog? Igual que tú llevo mi enfermedad 'en secreto'; sólo es eso...

    De verdad que te pido perdón si te pareció grosero mi comentario pero pensé que no estaría de más que supieras que también inspiras otros sentimientos e impresiones. ¿Te ayuda leer cosas como 'muy bien Yuki, 58 kg! Yo hoy también he vomitado tres veces'? Bueno, cada uno es de una forma... así que lo siento.

    Aunque sea un poco raro, soy médico y actualmente estoy preparando unas oposiciones para ser especialista. Me paso muchas horas al día estudiando y estoy más nerviosa y ansiosa que nunca y, bueno... ya sabemos todos a lo que lleva eso. En vez de mejorar voy a peor. Desgraciadamente no vivo en un mundo de color de rosa y sé que curarse de esta enfermedad puede ser sólo una utopía, como dices tú. Pero intento buscar inspiración para creer que puede ser posible: Míriam, por ejemplo. Ella no está curada, lo pasa mal, le molesta engordar, pero se esfuerza en avanzar haciendo las cosas bien. Ese tipo de historias son las que me motivan a intentar cambiar mi vida. No sé. Quizás fui un poco brusca al decir las cosas.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si el hecho de que comentes como anónima (aunque pongas tu firma al final, al igual que hace Irune) no te hace menos anónima que quien se crea una cuenta de Blogger, porque simplemente te haces una cuenta falsa, te inventas los datos y san se acabó; yo tenía más de 50 perfiles falsos en Facebook para jugar en juegos sociales donde necesitaba miles de millones de ayudas y me daba por el saco pedir a mis amigos y acabar hartándolos (pero no me hacía pasar por otra persona, solo los usaba para los juegos y lo cerraba). Al menos tienes más decencia que los que pasan por aquí diciendo mierda pero ni siquiera firman como Fulanito.

      En cuanto al comentario, me molestó, es obvio. Sobre todo por el hecho de que dijeras que yo era un ejemplo a evitar y que además estoy orgullosa de lo que hago; no podrías haberte equivocado más.
      La crudeza con la que cuento las cosas o de la manera en la que me trato es una de las maneras que me sirven para desahogarme y sacar toda la basura mental que acaba ahogándome. Algunas son mucho más sutiles y dicen "llamé a Mia, me siento mal" (lo cual para mí es demasiado absurdo, el suavizar las cosas o crearse personajes ficticios no minimiza el daño), pero soy así de bruta, hija, qué le voy a hacer.
      Desde luego que alguien me diga "ah, yo también he tenido que vomitar nosecuántas veces" no hace que me sienta mejor (y ni qué decir si alguien llega a decirme que TOMÁNDOME DE EJEMPLO ha ido a vomitar para sentirse mejor. Ahí mi moral se hundiría y me sentiría mucho más fracasada de lo que acostumbro, porque yo plasmo mis sentimientos aquí como el que lo hace en un diario íntimo, pero con la diferencia de que se me hace absurdo escribirle a un libro. No puede opinar ni decirte que la estás cagando cuando necesitas que te abran los ojos, ni darte una palabra amable de "te entiendo" cuando lo que buscas es compañía. Por eso me cabreé, porque ni de lejos quiero que nadie acabe en esto, porque a mi también me gustaría ser normal y aunque lo he intentado no he podido y creo que nunca podré.
      Eso no es tirar la toalla, es tratar de aceptar mis limitaciones, aunque luego llega el día en el que me pega el arranque y vuelvo a intentarlo para volverme a hostiar contra la misma pared de nuevo.

      Al fin y al cabo, el blog es una manera de no sentirte tan solo en momentos de desesperación y de tristeza, o de poder compartir tus esperanzas y pequeñas alegrías y al final conocer gente que te entiende y no te tratan de niñata inmadura o de pirada.
      Siento haberme puesto así, pero tengo un carácter bastante explosivo. Otro día igual habría ignorado los comentarios, pero a veces me da por sacar el hacha xD
      Por cierto, me das mucha envidia con la medicina, es mi profesión frustrada. Mucho ánimo, que ya te queda poco. Y si ya has pasado el MIR, esto es pan comido.

      Eliminar

Tírame una linterna :)