jueves, 4 de diciembre de 2014

Pereza

Tengo mucha pereza por escribir, y lo peor es que ya llevo más de media semana sin dar señal de vida.

Esta semana está siendo algo durilla en cuanto a obstáculos. El Lunes todo fue bastante según lo planeado, no hice deporte, fui a cobrar y de paso me compré unas botas para el agua que me quedan enormes x_x
El Martes mi iPod murió, sí, ese que no tiene ni dos meses. Muchos trámites con Apple y me han retenido dinero mientras me envían uno nuevo y yo les reenvío el estropeado. Pasé una tarde bastante puta, pero al menos pude medio solucionar las cosas y no acabar atracándome. Eso sí, acabé vomitando la cena y tampoco hice deporte.
El Miércoles hice un día de ayuno -increíble pero cierto-. Desde la cena de la noche anterior (aunque ni siquiera sé si contó como cena) hasta la cena de ayer. Incluso fui al gym y lo llevé bastante mejor de lo que pensaba. Ni siquiera dolor de cabeza.
Hoy el día va tranquilo, estoy comiendo poco, he ido al gimnasio y la cena planeo hacerla lo más ligera posible o vomitarla. No quiero cagarla y no pienso permitirlo.


Según el peso tengo casi dos kilos menos que el Lunes, pero como que tampoco quiero tirar las campanas al vuelo, que parece que lo cuentas y te gafas. Actualmente en 58,1. Sería un puto milagro ver un 57 este fin de semana. Soy escéptica, pero me jodería rebotar.

Se me han acabado las pastillas drenantes y me compré un jarabe que debería hacer el mismo efecto pero sabe a rayos fritos. Uagh, que asco.

A ver si me quito la vagancia y os vuelvo a escribir decentemente, que parece que la inspiración me llega después de desayunar -en la hora de hacer ejercicio- y luego ya se me reseca el cerebro.

Un beso, os leo.


11 comentarios:

  1. Me encanta la imagen de Your plan & Reality, es total! Está bien que por lo menos acabes tan animada la semana. Sigue así preciosa!
    Besitos sin calorías!! ^_^

    ResponderEliminar
  2. Bueno ha ido guay lo que llevamos de semana. Que más me gustaría a mi que hacer ayuno y no puedo, porque mi novio vigila lo que como y no me deja ni acercarme al baño... Y más ahora que no dejan de decirme lo mucho que se nota que he adelgazado... Pufff!!!
    Espero leerte pronto y con buenas noticias!! :) Animo con lo que queda de semana!! Besitos

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que tu semana haya estado bien con respecto a algunas cosas, pero joder que debe ser molesto lo de tu iPod D:

    Saludos (:

    ResponderEliminar
  4. Mala suerte con lo del iPod, yo no puedo vivir sin música.
    Sobre los ayunos, hace mucho que no hago uno así que te admiro.
    Suerte y te deseo un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. ¿Realmente crees que esos dos quilos menos que marca la báscula son reales? Estate dos meses sin comer y ya verás cuanto pierdes... ¿pero no puedes estar así toda la vida no? en cuanto vuelvas a comer un día normal (y ya no digo si te atracas) volverás al peso inicial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gilipollas Nº 1:
      Si lo que tienes que decir no va a ayudar ni aportar nada positivo, mejor cuando notes que se te van los deditos al teclado rápidamente te giras, los metes en un enchufe y dejas a los demás tranquilitos. Ella ya sabe que está enferma y no está orgullosa de lo que hace, pero sufre más sintiéndose gorda que maltratando su propio cuerpo. Y la culpa es de la sociedad de mierda en la que vivimos, de la puta gente que machaca a alguien porque es gordo/a hasta que le da asco su propio cuerpo, y cuando dejan de comer, desesperadas, sufriendo el dolor del hambre y la culpabilidad de los vómitos, esa misma gente viene y las llama locas, flacas, putas enfermas y en vez de intentar comprenderlas les da la espalda. Y todo esto lo he deducido yo solita, que no tengo ni llego a comprender del todo este tipo de trastornos, LEYÉNDOME EL BLOG ENTERO.
      Si no vais a aportar nada bueno os podéis meter el dedo en el culo y no causar más sufrimiento a estas chicas, que sois unos putos anormales los anónimos que vais de guay por la vida

      Eliminar
  6. Te quejas de tu situación económica y te tienes que comprar el ipod más caro y más pijo que hay y encima se te estropea...juajua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gilipollas Nº 2:
      Yuki en su blog escribe lo que le sale de su santo higo, para eso es su blog. Sólo faltaría que tuviera que comprarse un mp3 de mierda que le dure dos telediarios. Es su dinero y se lo gasta en lo que quiere, y luego se queja porque le da la gana. Si yo quiero estar una semana comiendo y cenando macarrones y con lo que me ahorro comprarme la discografía de Georgie Dann y luego me quiero quejar del coñazo que es comer 14 veces macarrones en 7 días lo hago, porque tu blog es tu casa, y si me quiero quejar de que no me gustan los discos del pavo este también me quejo y no tiene que venir ningún panolis a tocar los cojones.
      He dicho.

      Eliminar
  7. Hola Yuki,
    desgraciadamente soy bulímica. Últimamente me he aficionado a leer bogs de otras personas que comparten mi enfermedad. Cada día me levanto con fuerzas para querer salir de este pozo y superar mi problema de una forma sensata. Me gustaría aprender a aceptarme tal como soy y a pasar de lo que piense el resto. Quiero poder comer lo que me de la gana, sin arrepentimientos y sin miedo a engordar. No quiero que me importe adelgazar, quiero curarme. Sin embargo parece que tú ya has tirado la toalla. Noto en tu forma de escribir como una cierta chulería respecto a tus conductas purgativas; parece que incluso te vanaglorias de ellas. Tu blog en especial me es de gran ayuda porque me doy cuenta de que no quiero acabar así. No quiero ver en el espejo a alguien que piensa y actúa de tu misma forma. ¿Triste, no? Pero bueno, muchas gracias. ¡Y mucho ánimo!

    Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gilipollas Nº 3:
      Siento que estés enferma, espero que puedas poco a poco mejorar y decir que estás recuperada. Dicho esto, me da mucha pena y me duele que, precisamente tú, que sabes lo que es esta enfermedad, dejes un comentario tan dañino como este. Quiero pensar que ha sido algo no intencionado que se ha ido de las manos, pero, por favor, ¿en qué puto mundo vivimos que una tía que no tiene un trastorno alimentario y no concibe que alguien se pueda provocar su propio vómito llega a semi-comprender a estas chicas y una que sufre la misma enfermedad le da esa bofetada sin mano? Y digo semi-comprender porque me parecería muy pretencioso dármelas de lista y de guay cuando no he pasado por este tipo de enfermedad, por lo que no me puedo poner en su lugar ni decir que la comprendo toda, pero, ¡coño!, tengo humanidad, tengo empatía y tengo corazón, y todo eso hace que, igual que los médicos que dicen que es mejor para una embarazada y su feto que se fume un cigarro y se libré del estrés, yo pueda imaginar que una persona con este trastorno se estresa menos vomitando la cena que rayandose con la idea de que va a ponerse como un tonel. Me parece muy duro y totalmente innecesario decirle que te hace ver cómo no quieres ser. No digo que no sea cierto, pero bastante tiene está chica encima para que la machaquéis más. Por lo menos ella reconocé que tiene una enfermedad, que no hace bien vomitando y le gustaría curarse, pero todos tenemos épocas de bajón en la vida en las que nos damos por vencidos durante un tiempo.
      Tampoco veo ni que tenga chulería ni que se vanaglorie de vomitar, no sé de dónde sale eso, ¿acaso no sabéis leer entre líneas y no percibís el cansancio, el dolor, la depresión, el sentimiento de no poder más, la incomprensión de los demás que destila este diario?

      Yuki, si quieres tener alguien con quien hablar que te intente comprender y ayudar o, por lo menos escucharte, y que no tenga este tipo de enfermadades, yo te puedo dar mi mail y mi whatsaap. Será agradable saber que hay alguien en Madrid que no tiene tu enfermedad y no sólo no te juzga, sino que empieza a comprender por qué hacéis lo que hacéis.

      Un beso, Yuki, y tira palante, que tú puedes ^__^

      Eliminar
  8. Joder.. cómo me ha dejado el último anónimo... Pero... realmente tiene razón... No sé lo que a ti te habrá hecho pensar pero yo la verdad que también veo menos ganas de salir de la bulimia cada vez que te leo Yuki... No sé tía todas tenemos malos días, malas épocas, y pocas fuerzas para luchar por lo que queremos pero las cosas no son malas por ellas mismas, sino por cómo nosotras las vemos. Cada persona es un mundo y no todas podemos ser positivas ante las adversidades pero pff.. tía yo qué sé... Buscar ayuda, motivación, algo...
    No estoy muy inspirada, lo siento... Pasa buen finde guapa. Un beso.

    ResponderEliminar

Tírame una linterna :)