viernes, 10 de octubre de 2014

Fallar más que la escopeta de la feria.

Así de claro. Si tuviera constancia suficiente no estaría como estoy, eso por descontado.
Llevo tres días en los que mi peso no se mueve ni 100 miserables gramos: 58,4kg. Y dos días en los que el gimnasio ha sido nulo, o casi.

El miércoles me rallé, y mucho. Mi cuerpo no tiraba para adelante, no funcionaba bien. Y me frustro y me deprimo y me siento un fracaso. Total que a trancas y a barrancas hice una mierda pinchada en un palo de cardio y me fui a la ducha. Ni siquiera estaba cansada.
Sé que es porque estoy de nuevo haciendo las cosas mal con la alimentación, y si no metes fuel, el cuerpo no funciona. Estúpida.


Pero luego me dan ataques de pánico cuando me veo el plato lleno, y no es broma. Haciendo 2 comidas principales y 1 o 2 de picoteo-snack me parece más que de sobra. No cuento calorías porque acabo atracándome y vomitando cuando me paso de las planificadas, así que todo lo hago a ojo, aunque a veces sí que peso los alimentos para llevar un control mayor.

Y con ataque de pánico por comer acabé el miércoles. Que no había hecho ejercicio suficiente y no me merecía cenar (apenas almorcé un par de yogures, creo, y mi desayuno de siempre). Pero por dentro sabía que una tortilla de patata (light, obviamente) era algo bastante ideal para cenar y reponer carbohidratos, que es por lo que no tiro. Y más presión y angustia. De querer comer y no poder por miedo. Y llorar e hiperventilar.


Acabé haciendo la tortilla, de la cual me comí un pedazo no muy grande junto con una ensalada de tomate y pechugas de pollo. Y una culpa horrorosa, aunque ni siquiera me llené la tripa. Depresión total, me fui a mi habitación, esforzándome por no vomitar por si al día siguiente estaba mejor de ánimo y me iba al gimnasio en ayunas. 
Acabé hasta las 3 de la mañana viendo American Horror Story, con lo que ya me di cuenta que ni de coña iba a levantarme decentemente pronto como para ir al gimnasio sin desayunar. Estúpida de nuevo.



Ayer jueves, ya con la mentalidad de que no iba a ir al gimnasio en ayunas, el día fue un QuieroYNopuedo.

No sé por qué, pero generalmente siempre desayuno normal. No es de eso que "pues ahora no desayunas o comes otra cosa que engorde menos. Extrañamente es la única comida medianamente normal que hago en todo el día.
Llega la hora de comer. Jueves: día de pasta. Y mi cabeza seguía castigándome por el día anterior, tanto por el deporte como por la tortilla. Resultado: hacerme un platazo de macarrones con tomate y CHORIZO FRITO y vomitarlo. Fin de la buena racha.
Total, que me voy al gimnasio y me empiezo a rallar por cómo me queda la ropa (la noche anterior me había probado el pantalón de cuero; el mismo pantalón que me lamentaba el año pasado que me estaba quedando grande y ya no me lo iba a poder poner, el mismo que ahora me saca una LORZA enorme de MUFFIN TOP y me deprimo nada más verlo) y cada vez se me hace más tarde, con cada vez menos tiempo para hacer nada en condiciones. Y mi cabeza tampoco ayuda en cuanto a motivación.
Total, que acabé haciendo unos 25 minutos y me fui a la ducha. Harta de todo. Odiando todo.
¿La cena? me comí casi un tarro entero de queso batido (500grs) con proteína de chocolate y un café con leche. Y no te mereces comer más, pero como eres una puta gorda, acabas picando algo en la cocina a las 2 de la mañana, como todos los días.

Y hoy es un día de los que si no lo hago bien (bien de BIEN, como el Lunes, como el Martes), sé que me hiperrallaré porque mañana es sábado y yo los fines de semana no hago deporte. (Ni aunque se me ocurriese, porque mi familia se daría cuenta que no es lo normal y que "algo te pasa que andas paranoica con el peso".) Y sé que el sábado K va a querer salir porque además ha sido el cumple de otra amiga. Y yo no quiero. No por salir, sino por engordar con alcohol. Y la verdad es que llevo esquivándolo mucho tiempo y no sé si podré poner más excusas sin que suene raro.

Imagináos si me da el pánico con la comida, con el alcohol todavía es peor. Y salir sin beber es una puta mierda, ya lo he hecho y me aburro increíblemente.
Y no tengo ropa que me quede bien, que me vea guapa y me sienta sexy. Sólo diques de contención para la grasa, donde todo queda ajustado y pareces C3PO andando.
Como para no deprimirse.


Lo peor de todo es que una vez empiezas a comer y vomitar, el hambre vuelve. Sea real o no ese hambre, no importa. Sólo piensas en comer.


Venga va, algo bueno. Estoy dejando poco a poco las pastillas de la ansiedad. Día sí (1.5mg), día no (0.5mg). Y espero que pueda hacerlo antes de la próxima regla, que es donde se me vuelve a disparar.

También ha habido un par de mierdas donde la gente me sigue defraudando más y más. Pero no sé para qué me sorprendo, la verdad.
Si toda la vida me han tratado a patadas, unos u otros.

7 comentarios:

  1. Yuki:
    Relájate. Respira hondo.
    Te daré algunos puntos que espero te sirvan:
    - No vomites, como sabes,eso solo genera más hambre.
    - Sobre la gente que es "m..." que defrauda, no puedes cambiarlos, así que: qué mas dá? Aceptalo y dejalo pasar.
    - Sobre los atracones: AUNQUE TE COMAS UN PASTEL ENTERO LAS 24 HORAS DEL DÍA, NO GANAS NADA AL SEGUIR PENSANDO EN ELLO. AHORA, EN ESTE MOMENTO, TOMA UN VASO DE AGUA, LENTAMENTE, LUEGO OTRO Y ASI CONSECUTIVAMENTE (ESTO ES PARA LLENARTE, BAJAR LA ANSIEDAD Y DE PASO PARAR EL CICLO DE LOS ATRACONES).
    - Sobre el peso perdido o estancado, te dire algo que sabes y has olvidado, "AQUELLO QUE CUESTA MÁS BAJAR ES LO QUE DURA MÁS TIEMPO Y VALORAMOS MUCHO MÁS". Así que: TEN PACIENCIA. Muchas personas cometemos ese error, queremos bajar 1 kilo o 3 kilos cada semana, como si estuvieramos en el reality "The biggest loser", y esto no es aplicable a nosotras porque tenemos otras actividades y aceptemoslo o no: no tenemos obesidad morbida. Si haz bajado antes tanto peso en poco tiempo: FELICIDADES! Ahora debes valorar tb tus pequeños logros, NO TE DESANIMES, si te vuelve a ocurrir, recuerda que cuando acabe la semana, o la próxima semana si lograras bajar ese kilo esperado, quizá unos días más o unos menos: pero lo lograras.
    - Como leí en un libro: "CELEBRA TUS LOGROS". Felicitate por el peso que bajaste. TE FELICIDTO POR DEJAR LAS PASTILLAS PARA LA ANSIEDAD. ESO ES UN GRAN LOGRO. ESO DEMUESTRA TU FORTALEZA!
    Espero que esto pueda ayudarte, sin ser presuntuosa.
    Saludos y SIGUE ADELANTE SIEMPRE.

    ResponderEliminar
  2. Gosh, this ^
    Estoy pero absolutísimamente de acuerdo con Daniela, cualquier cosa que pudiese agregar estaría de más.
    Sólo, no te mortifiques tanto, que sólo genera más ansiedad y más hambre :/
    Abrazos apretados! Mucha fuerza y buena vibra ♥

    ResponderEliminar
  3. Leerte ha sido leerme. Hambre, ansiedad, contar calorías, obsesionarme con el ejercicio y sentirme súper culpable si no lo hago... Querer salir y no deber/poder, probarte ropa y llorar (insisto, voy a empezar a ser rapper).
    No sé qué decirte.

    ResponderEliminar
  4. C3PO es el robot más esbelto y sexy de las galaxias!

    Anoche también me acosté tarde viendo AHS, nunca lo había visto pero desde que vi a las siamesas de la nueva temporada, me propuse chequearlo (me fascinan los gemelos idénticos y aún más los siameses. Si pudiera, los estudiara). ***hasta aquí los comentarios random***

    Hace cuánto estás dejando las pastillas? será eso lo que está maximizando tu depre? espero que no, pero es posible.

    Animo, guapa, pasito a paso salimos del mierdero. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Tienes muchas cosas que afrontar, Yuki. Ya sé que solemos hablar por el chat, pero vaya, ya que me he puesto un rato en el PC y no estás pues te dejo el comentario y ya luego si eso me das un par de collejas cariñosas.

    Las cosas se complican. Tu situación anterior de comer X kcal al día (normales) y deporte te hacían sentir mejor por el simple hecho que considerabas que así compensabas. Ahora no haces tanto deporte, pues vuelven los problemas, es normal y lo entiendo más que bien, puesto que a mí me ocurre lo mismo (comer una sopa al día me parece que me he excedido xD).

    Keep calm. Inspira, expira y trata de hacer las cosas bien. Si comes y vomitas, irremediablemente vas a sufrir hambre. El estómago te pide. El cuerpo lo necesita. Y si además sumas deporte no hay mucho más que hablar. Coge un libro, ponte a leer con música de fondo y se un poquito más feliz.

    ResponderEliminar
  6. gracias por visitarme, tienes razon, ser flaca te abre muchas puertas pero hace falta muchas cosas mas para atravesarlas y quedarse dentro ... a veces estamos tan obsesionadas con ser flacas que no podemos ver mas alla...

    mucha fuerza y autocontrol

    besos!

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo son las tortillas de patatas light? ._.
    Y ahí he leído algo que me ha preocupado, lo de los vómitos y tal no, porque ya estoy curada de espantos, pero lo de probarte ropa en el gym... Eso es MIERDA! Cuando haces ejercicio aumentas el volumen (yo eso no lo sabía), osea que tampoco te agobies si estás más grande!
    Un 'diagnóstico' que saco de leerte, es que tu vida es demasiado comida-ejercicio-peso y muy poco lo-demás. Aunque yo no soy la experta en tener vida, sé que hay un gran cambio entre pasarte el día entero contando calorías, viendo thinspos y leyendo blogs, que pasártelo fuera paseando, charlando con alguien, o como yo, viciando al wow todo el p*** día. Haz algo que te aleje de esto, a más te acerques, más probable será que te chupe el espiral.
    Si ya sabes cómo funciona esto...

    PD. Por x motivo, me encanta leerte.

    ResponderEliminar

Tírame una linterna :)