lunes, 22 de septiembre de 2014

Arrancando la semana con depresión.

De Lunes a Lunes y tiro porque me toca.
Iba a revisar si en una semana había habido cambios, pues bien, los ha habido: he engordado.
De 58,4 a 59,2. +800grs.
No voy a hacer lo de siempre: buscar posibles excusas o causas, porque la verdad, estoy harta de engañarme a mí misma.
De momento llevo 460kcal de desayuno.



El día es gris, como lo estoy yo por dentro (uih, sí, mega filosófica que nos sale ahora la gorda). Me he despertado varias veces a la noche, lo cual no es algo bueno nunca, una de las veces a las 6 de la mañana con la barriga hinchada que parecía que me había tragado una sandía. Gases. Un Flatoril y a la cama, pero el hecho me hace plantearme a ver si o bien estoy con el hierro bajo o es que me estoy volviendo intolerante a la lactosa por momentos, ya que con la leche sin lactosa que he tomado estos días a la noche no me pasaba esto. 
Me he despertado con alguna especie de pesadilla, sintiéndome totalmente inservible, inútil y deprimida. Sólo recuerdo que me iba de au-pair a USA porque aquí no tenía trabajo, lo cual no era especialmente deprimente.

La apatía me consume. Es Lunes y debería empezar con energías renovadas, pero no. 
Día de limpieza general de habitación, por mí dormiría tal cual está, como si es sin sábanas. Día de empezar el gimnasio con ánimo; me apetece una mierda pinchada en un palo. Me drogaba ahora mismo con las pastillas que me dejan slow y con recuerdos intermitentes y me pasaba el día durmiendo.
Tengo que ir al INEM a ver lo del tema de las ayudas económicas para las familias, ya que he dejado de trabajar y no tengo nada a la vista, para solicitarlo yo. Lo tenía hecho mi padre pero como trabaja intermitente, se lo dan y se lo quitan intermitentemente. Así que para ahorrar en zarandajas, lo hago yo y ya.
Y hoy ya no iré, claro. Que hay que ir antes de las 10 de la mañana porque siempre hay una cola del horror, y tengo que darme prisa en hacerlo o se me pasará el puto plazo, como siempre. A ver si mañana vamos.
Tengo que ir a varias ópticas a ver monturas de gafas nuevas, aunque seguramente tenga que comprar cristales también, porque tienen más años que la peste y estarán mal graduados. Y además, los de ahora son bastante pequeños, lo cual me limita bastante el modelo a elegir. Y ni putas ganas. No quiero andar comparando precios, quiero ir a un sitio, decir: déme esas. Vengo mañana a por ellas. Haleadiós.

Limpiaré mi habitación y me iré al gimnasio. Por tratar de ser responsable más que nada. 
Hoy, mañana y pasado mi padre trabaja de tarde, lo que significa que puedo escaquearme de comer (que te lo has creído, pedazo de tragaldabas) y la cena tendría que hacerla antes si es que la quiero sacar. Pero no puedo comer tarde y cenar pronto, eso no cuela. Y estoy harta de planificar las cosas para ver cómo sigo engordando.



Ando bastante susceptible e inaguantable, rollo de me molesta, pues corto por lo sano. Y fin.
Me cansa dar explicaciones, planear cosas, sentir que haces lo que otros quieres y no lo que tú realmente quieres, hablar con la gente de cosas donde te sientes que ni siquiera quieres estar ahí, tener que aguantar parloteos infinitos donde tu cabeza se apaga y empieza a divagar por el mundo de Oz y sobre todo, tener obligaciones morales, sociales o inventadas donde TIENES que hacer algo porque LO TIENES QUE HACER, cuando realmente no quieres.

Mi cabeza empieza a darme alternativas al gimnasio, como siempre. Como en esa época que me iba a la biblioteca, al trastero a dormir o a una cafetería en lugar de ir a sudar, y sólo engordaba, claro.
Pero a veces no importa el peso -sí importa, pero apagas la cabeza, cierras los ojos y no ves- y lo único que te importa es que el día se acabe, que nadie te moleste -aunque te sientes tremendamente sola- y no tener hambre aunque lo que te apetece es comer todo tipo de cosas sabrosas -ni siquiera tienen que ser grasientas- sin tener culpa ni acabar vomitando.

Haré el esfuerzo, pero como digo siempre: si me agobio me largo. De donde sea, a donde sea.
Hoy hasta me montaría en el bus con tal de no tener que conducir la moto con este clima húmedo calahuesos y enfriaalmas.
Porque no tengo prisa por llegar a ninguna parte, porque realmente no quiero ir a ninguna parte.
Lo que odio del bus son las aglomeraciones de gente, las miradas que te echa todo chichi banano y que siempre se te sienta alguien al lado, molestando.

Y ya basta de divagar, que me pongo hasta densa.



6 comentarios:

  1. Hola yuki! Me encanta leer tu blog, me siento tan identificada con las palabras que escribes!! Yo también estoy teniendo un lunes de mierda. Incluso mucho antes de abrir los ojos. Otra vez empieza una nueva semana, con nuevos objetivos y promesas de no comer que acabaré rompiendo por excusas que yo mismo me invento. Me encantaría cerrar los ojos y que este día gris se pasara, al menos m aseguraría de no zampar. Animo!! Te deseo la mejor de las semanas!

    ResponderEliminar
  2. En éste punto de la peli o te levantas por tus cojones...o te hundes más. Levántate aunque sólo sea por joder. Nena es lo q yo hago. Q me escupen en el coche? Pues me la pela. Es mas...no lo limpio...ya lloverá. Mi coño no lo limpia. Mi coño va en contra. Q me siento mas gorda? No me peso...pa q??? Q tengi gases? Me tomo algo pa los gases o no. O los dejo q salgan xd con un paseo. Q tengo ansiedad? PUES MÁS ME CUIDO Y MÁS CARIÑO PIDO. Q EL NO ME LLAMA? PUES ME ALEGRO XQ MAS FUERTE ME VUELVO. Q NO TENGO NADA Q HACER? ME VOY A PASEAR SOLA. A ANDAR. A SACAR AL PERRO. COJO LA BICI. BUSCO A ALGUIEN AIN EXCUSAS SI EL PLAN ES MAA O MENOS APETECIBLE. QUE NO TENGO CURRO? PUES ME BUSCO ESTUDIOS. UN MODULO O LO Q SEA GRATIS. CURSOS DEL INEM AUNQUE SEA DE JARDINERA. EN CASA NO. PENSAR MAS NO. JODERNOS MAS NO. COMER MAS NO. Y SI ME COMO LA TABLETA PUES APRENDER LA LECCION Y NO HACERLO MAS. QUE NO ME QUIEREN? YA ME QUERRE YO. SON TUS COJONES M ES TU MALA LECHE. ES TU HARTAZGO EL Q TE EMPUJA. POR COJONES NO TE VAN A JODER. X COJONES VAS A ESTAR AGUSTO Y X COJONES TE QUITAS ESOS 4KG. SIEMPRE PIENSO LO MISMO:"POR MIS PUTOS COJONES". AUNQUE ECHE EL HÍGADO. AQUÍ MANDO YO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se ha acabado la mermelada del desayuno? Pues salgo y compro mas. O como otra puta cosa light.
      Q no quiero almorzar? Pues no almuerzo y q digan lo q quieran. Q me siento mal por comer pan? Pues no lo como. A tomar por culo...todo cuesta esfuerzo y agota, y cansa...pues mas cojones le vas a echar. Mas cojones yuki. Haz limonada si te dan limones. O mejor aún, tirale los limones a la puta cara y exprímeselos en los ojos a la vida, q sepan quien eres. Y que TU SEPAS LO Q VALES Y DE LO Q ERES CAPAZ PESE A LA ADVERSIDAD. y si hace falta...pues tomas antidepresivos. Yo lo hice y punto. Coño ya!!! :**** ( un abrazo de fuerza chati...)

      Eliminar
  3. Me da por el culo leerte así pero te entiendo tanto... ahora escribiré una entrada y entenderás por qué... Qué puedo decir... sólo... ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Es la primera vez que entro en tu blog y aún no te "conozco" muy bien (en la medida de lo posible que es conocer a alguien a través de un blog), pero me he sentido muy identificada en la parte de inventar excusas y buscar lugares alternativos al gimnasio y cerrar los ojos e ignorar el peso.

    ResponderEliminar
  5. Ánimo tía! Cómo va todo? Mejor ? Actualiza prontillo que me dio mal rollo leerte así :(

    Abrazote

    Fear Factory

    ResponderEliminar

Tírame una linterna :)