lunes, 29 de septiembre de 2014

Una de mal humor.

Es Lunes, otra vez. Otra oportunidad de empezar la semana bien, de hacer las cosas como deben ser y de bajar de kilos de una santísima puta vez.


¿Que qué me pasa? 58.9kg, eso me pasa. Cuando estaba a las puertas del 57, si no ya en él, aunque no he visto la cifra. Y me niego a creer que haya comido 5.000 calorías más de las debidas (aparte de las 1.500-2.000 que una persona consume en el día) para haber subido de peso, porque no me he atracado como para eso y lo que se ha quedado en mi estómago estos días no engordaba tanto.
Y vale, el jueves o miércoles me viene la regla y será eso, pero toca los cojones igualmente.
---------------------

El Viernes ya tuve la primera en la frente. Lo hice bastante bien todo el día, de hecho me comí una manzana antes de ir al cine para no tener ansiedad, no me compré el paquete de palomitas más grande (el segundo más grande, pero es un logro no haberme puesto ciega a palomitas), llegué a casa y no cené (también libré de cenar McDonald's) y creo recordar que picoteé alguna tostada con queso y pavo y a dormir.
La película "El Corredor del Laberinto" (Maze Runner) está bastante bien, pero aunque pueda parecer muy espectacular, es de esas que tranquilamente te las puedes ver en casa y ahorrarte los 8€ de entrada de cine.
Aun así, me leeré los libros para ver qué tal. Ya lo hice con los de Los Juegos del Hambre, Divergente y tal, y sé cuáles me merece la pena ver y cuáles no. O verlas en casa una tarde aburrida.

Ya en casa, me manda mensaje 47 kilos: que salía a no se qué hora de trabajar y su novia no le iba a buscar, a ver si andaba yo por ahí. En otra época habría bajado corriendo con un segundo casco de moto para hacer de teletaxi y dejarle luego en la puerta de su casa. Aunque hubiera estado quince miserables minutos. Yo soy así de subnormal.
Pero no. Eso ya te lo perdiste chaval. Ésa que se bebía los vientos por ti se perdió por el camino, y como siempre digo: ahora es cuando a MI me apetece.
Ay, ya lo siento, acabo de llegar a casa y estoy en pijama, otro día será
Y bala esquivada.


El Sábado fui a trabajar a la heladería, para una sustitución.
La tarde bastante bien, hubo movimiento y además nadie estaba ahí tocándome las pelotas. Básicamente porque yo estaba sustituyendo a la Petarda, y obviamente el otro Subnormal ya estará en su pueblo de mierda de vuelta.
Hice cierre, hasta casi la 1 de la mañana, con mi jefa. Al principio tuvimos que meternos un poco de caña porque se nos estaba echando el tiempo encima, pero terminamos guay.
47 kilos apareció por ahí de visita. Dos veces. De eso que había salido de trabajar y vino, luego se fue a cenar y volvió a por un helado. Sí, el tío es un stalker. Hubo una época en la que lo baneé de todas partes porque no me dejaba en paz, cuando todavía no estaba con la novia esta que se ha echado.
Y se lamentaba de que su novia ese día tenía cena con amigas (¿no me digas, tiene amigas? ¿en serio? Pensaba que vivía a través de ti) y casualidad yo trabajaba.
Lo siento por ti, pero prefiero salir con 50 pavos más en el bolsillo a no tenerlos y quedar contigo... es así.


Salí de currar y pa casita. No por cansancio, sino porque el plan de la noche con mis amigos no me molaba nada. Era la clausura del festival de cine y hacía un clima genial, pero no. Y además paso de beber, bastante tuve con tener que cenar sin poder sacarlo y encima llegué a casa y seguí comiendo...


Ayer Domingo era un día previsto de no hacer nada ni ver a nadie. Todo el mundo anda moribundo con su resaca particular y además no hay nada abierto salvo los bares y el cine, con lo que no suele ser un día productivo.
Extrañamente, al mediodía no vomité la comida. No me acuerdo ni por qué, pero recuerdo que comí medio sin hambre.
A eso de las 5 de la tarde me llama ¿quién? EXACTO. 47 kilos al habla.
Que salgo de trabajar ahora, que si te bajas a tomar café.
Mira chico, ya por pesao bajo, estoy un rato y me dejas ya en paz una temporada, porque sino voy a tenerte llamándome cada puto día. Y eso que ganas: menos infinito de ducharme y bajar.
Y encima no te pierdas, que me dice "ay ni te has maquillado ni nada, qué raro..."
Mira chaval, porque bajo al centro de la ciudad y aquí la gente viene decente, porque te has librado de que baje medio en pijama, colega. ಠ_ಠ


Estuve tomando un café con él y unos amigos suyos bastante simpáticos y ya cuando de repente le dio el flus mental de que era tarde y blablablá (quería quedarse a solas conmigo), como que despachó a los amigos y hale.
Dimos un paseo (porque ya le veía con intención de ir a algún rincón de esos enterrados en lo espeso, you know) y le paré los pies. Se supone que no me iba a ver en un tiempo porque con su novia blablablá, así que mira, déjalo estar.
El resto bastante bien, charla normal y relajada, risas y tal. Me volví para casa con un monazo de cenar pizza de campeonato; la hice pero bastante chafardera, la saqué como casi a las 2 horas porque mis padres andaban conmigo por aquí y a la cama.



Y ya hoy me levanto con el regalo de los casi 59 kilos encima, me rallo, tengo que limpiar mi habitación a fondo y luego ir al gimnasio (porque SÍ voy a ir. A sudar de verdad. Y ya he revivido mi iPod, así que... ¿cuál es ahora tu excusa, gorda?). Después de eso tengo que pasar por el super a comprar un par de mierdas -casi todas para mí, cómo no- y quedaré con B un rato; que para las que no sepáis quién es (porque no sé si lo llegué a explicar), es mi amigo el drojas (xD pobre). Yo sé que con este me podría poner de todo lo inimaginable, pero a lo más me quedo en los porros y alcohol. O pastillas de tipo orfidal como mucho, de pedo Slow.
Hoy no creo que haga ninguna indiada del estilo, hace mucho que no nos vemos y seguramente nos pongamos al día, pero las risas siempre están aseguradas.


En fin, esperemos que vaya esta semana como tiene que ir.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Menuda semanita me he pegado... Viernes.

Pues sí. De tortazo en la cara pa que espabile que me daba.
Tanto tanto y al final no he hecho ni mierda. Del ejercicio hablo, por supuesto.
No se por qué me pasa, que si los Lunes empiezo mal, el resto de la semana es como que siento que se ha ido a la mierda y ya no hago nada. Y hoy que es Viernes intención menos infinito que tengo, desde luego.


Creo que el Lunes hice amago de ir, o no y eso fue la semana pasada. El caso es que ni mierda y acabé leyendo tomando café. El Martes no llegó a la media hora de elíptica y me fui porque no tenía ganas y estar entrenando contando los minutos me repatea las tripas. El Miércoles también me quedé leyendo. Ayer Jueves, me fui de pornocompras al supermercado de Francia como buena bulímica. Y cayeron mierdas raras y ricas, no os penséis que sólo voy de voyeur.
Y hoy Viernes, tengo un sueño que me muero (por dormir 6 horas y eso a base de pastilla pa dormir), una vagancia descomunal y además me iré al cine a la tarde o a la noche. Todavía no sé si a las 8.30 o a las 10.45.

De ánimo ando bastante neutro, aunque según se está acercando el jueves que viene, ya me noto mas revolucionada por las hormonas (=REGLA). Hola, ahora estoy bien, ahora me deprimo, ahora lloro, ahora quiero comer guarradas, ahora me deprimo, ahora estoy bien, ahora me motivo con las vacaciones, ahora me siento un bicho raro, ahora me siento sola, ahora QUIERO estar sola, y muchas otras más.

El tema peso, creo que ando más estable emocionalmente porque aunque el lunes me quejaba de haber engordado, he bajado algo más. El peso de hoy ha dado 58.2 pero estoy segura que desde hace dos días estoy en 57 y mucho. Me lo noto en la cara y un poco en la ropa y barriga. Y eso que se supone estoy en la zona SPM donde todas nos hinchamos bastante. Pero como no he dormido mis horas, pues no hay 57. Meh. 

Además ando tratando de que mi cuerpo funcione solo. Se me pasa por la cabeza el tomarme el té desatascador, pero sé que solo me sirve pa un día y luego recupero por el agua deshidratada y lo que sea que coma, que se quedará ahí atascado de nuevo.
Me estoy dejando de margen hasta que se pase la regla, dentro de semana y media será eso, y luego ya volveré a angustiarme si no he bajado de 57,4kg, que es lo que he pesado los dos últimos meses tras el deshinche.
Las pastillas de café y l-carnitina espero que estén ayudándome con el efecto, aunque no puedo saberlo con certeza porque he vuelto a las andadas: vaciar estómago después de las comidas principales (excepto el desayuno) y luego subsistir a base de cuatro mierdecillas. Y no sé si es eso, es eso + las pastillas o qué, porque la verdad que aunque sé que lo fácil ganado fácil se pierde y viceversa, también es verdad que mi metabolismo estaba un poco como de mierda y se me iban atragantando los kilos sin moverse. Espero seguir bajando, necesito entrar en el 55 que es mi zona de confort tope y ya de ahí, volver al 54 y p'abajo.

Mi cabeza no se centra porque estoy Mode Vacaciones On. Y la verdad es que parezco tonta, porque el ejercicio cuesta mucho empezar, pero luego ya va como la seda. ¡A ver si me espabilo, joder! Al final no es solamente el peso lo que me importa, sino la grasa también, que no es lo mismo tener 58 kilos con una talla 38 a tenerlos con una 36 y yo que lo he vivido de las dos maneras, sé cual de las dos prefiero de aquí a Lima...

Voy a solicitar la ayuda de un personal trainer/nutricionista deportivo vía online. Llevo siguiendo los resultados de la novia de este chaval desde hace tiempo y es una pasada, cómo alguien que en su vida ha hecho deporte de repente se le marca mucho el cuerpo (no es modelo fitness, pero de masa uniforme a masa medianamente definida hay un trecho gordo) con solamente comer sano y en la medida exacta y los ejercicios que te da un experto. Claro que de gratis no tiene nada, pero de momento espero poder pagarlo unos mesecillos, si es que mi mente también ayuda.
Le comenté mi tema con la comida así por encima y cuentan con una enfermera para ayudarles y como ni siquiera es algo presencial, supongo que no tendré tanta presión. Sólo me ha pedido sinceridad y respeto y la verdad es que prefiero decirle cuando me pongo a vomitar por culpa o cuando me he dado un atracón emocional a engañarle y decirle que todo va bien cuando no es así y luego en mi cuerpo eso se va a notar claramente.
Pero bueno, como digo, empiezo en Noviembre. Porque quiero tomarme las cosas en serio, y yendo a casa de S y de viaje, poca comida fit puedo encontrar. Y la idea es ir a enciegarme entre varias otras cosas, y de ciego ni te apetece cocinar ni comer verduritas xD

Eso sí, quiero volver al crossfit. Porque el de aquí es CDC (carodecojones) y allí una clase me cuesta 3€ y sin matrícula ni pollas. Así que más me vale coger algo de fondo en casa o echaré el higadillo en las clases. Y os lo súper recomiendo, es brutal. 1 hora de ejercicios intensos que trabajas TODO y sudas a morir. No adelgaza tanto como hacer una hora de cinta, o sí, yo que sé, jaja. Pero sales como súper activado y con las endorfinas en Level Up.

En fin, no voy a seguir enrollándome, que creo que es mucho post ya por hoy. Lo que va de día tendré que ver cómo me las apaño con la comidacena y el cine. Porque soy súper fan de las palomitas y me apetece un huevo y parte del otro comerlas.

Por cierto, he flipado cuando he visto que he llegado a más de 60 seguidores y 10.000 y pico de visitas O_O os agradezco un montón el apoyo, aunque sé que muchos no comentáis pero sí que leéis a lo telenovela mi vida, jajaja.
No sé, como que el hecho de que os sintáis identificadas con lo que me pasa es un alivio que te hace sentir que no eres una rarita ni una pirada, que más gente sufre igual que tú.

GRACIAS.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Arrancando la semana con depresión.

De Lunes a Lunes y tiro porque me toca.
Iba a revisar si en una semana había habido cambios, pues bien, los ha habido: he engordado.
De 58,4 a 59,2. +800grs.
No voy a hacer lo de siempre: buscar posibles excusas o causas, porque la verdad, estoy harta de engañarme a mí misma.
De momento llevo 460kcal de desayuno.



El día es gris, como lo estoy yo por dentro (uih, sí, mega filosófica que nos sale ahora la gorda). Me he despertado varias veces a la noche, lo cual no es algo bueno nunca, una de las veces a las 6 de la mañana con la barriga hinchada que parecía que me había tragado una sandía. Gases. Un Flatoril y a la cama, pero el hecho me hace plantearme a ver si o bien estoy con el hierro bajo o es que me estoy volviendo intolerante a la lactosa por momentos, ya que con la leche sin lactosa que he tomado estos días a la noche no me pasaba esto. 
Me he despertado con alguna especie de pesadilla, sintiéndome totalmente inservible, inútil y deprimida. Sólo recuerdo que me iba de au-pair a USA porque aquí no tenía trabajo, lo cual no era especialmente deprimente.

La apatía me consume. Es Lunes y debería empezar con energías renovadas, pero no. 
Día de limpieza general de habitación, por mí dormiría tal cual está, como si es sin sábanas. Día de empezar el gimnasio con ánimo; me apetece una mierda pinchada en un palo. Me drogaba ahora mismo con las pastillas que me dejan slow y con recuerdos intermitentes y me pasaba el día durmiendo.
Tengo que ir al INEM a ver lo del tema de las ayudas económicas para las familias, ya que he dejado de trabajar y no tengo nada a la vista, para solicitarlo yo. Lo tenía hecho mi padre pero como trabaja intermitente, se lo dan y se lo quitan intermitentemente. Así que para ahorrar en zarandajas, lo hago yo y ya.
Y hoy ya no iré, claro. Que hay que ir antes de las 10 de la mañana porque siempre hay una cola del horror, y tengo que darme prisa en hacerlo o se me pasará el puto plazo, como siempre. A ver si mañana vamos.
Tengo que ir a varias ópticas a ver monturas de gafas nuevas, aunque seguramente tenga que comprar cristales también, porque tienen más años que la peste y estarán mal graduados. Y además, los de ahora son bastante pequeños, lo cual me limita bastante el modelo a elegir. Y ni putas ganas. No quiero andar comparando precios, quiero ir a un sitio, decir: déme esas. Vengo mañana a por ellas. Haleadiós.

Limpiaré mi habitación y me iré al gimnasio. Por tratar de ser responsable más que nada. 
Hoy, mañana y pasado mi padre trabaja de tarde, lo que significa que puedo escaquearme de comer (que te lo has creído, pedazo de tragaldabas) y la cena tendría que hacerla antes si es que la quiero sacar. Pero no puedo comer tarde y cenar pronto, eso no cuela. Y estoy harta de planificar las cosas para ver cómo sigo engordando.



Ando bastante susceptible e inaguantable, rollo de me molesta, pues corto por lo sano. Y fin.
Me cansa dar explicaciones, planear cosas, sentir que haces lo que otros quieres y no lo que tú realmente quieres, hablar con la gente de cosas donde te sientes que ni siquiera quieres estar ahí, tener que aguantar parloteos infinitos donde tu cabeza se apaga y empieza a divagar por el mundo de Oz y sobre todo, tener obligaciones morales, sociales o inventadas donde TIENES que hacer algo porque LO TIENES QUE HACER, cuando realmente no quieres.

Mi cabeza empieza a darme alternativas al gimnasio, como siempre. Como en esa época que me iba a la biblioteca, al trastero a dormir o a una cafetería en lugar de ir a sudar, y sólo engordaba, claro.
Pero a veces no importa el peso -sí importa, pero apagas la cabeza, cierras los ojos y no ves- y lo único que te importa es que el día se acabe, que nadie te moleste -aunque te sientes tremendamente sola- y no tener hambre aunque lo que te apetece es comer todo tipo de cosas sabrosas -ni siquiera tienen que ser grasientas- sin tener culpa ni acabar vomitando.

Haré el esfuerzo, pero como digo siempre: si me agobio me largo. De donde sea, a donde sea.
Hoy hasta me montaría en el bus con tal de no tener que conducir la moto con este clima húmedo calahuesos y enfriaalmas.
Porque no tengo prisa por llegar a ninguna parte, porque realmente no quiero ir a ninguna parte.
Lo que odio del bus son las aglomeraciones de gente, las miradas que te echa todo chichi banano y que siempre se te sienta alguien al lado, molestando.

Y ya basta de divagar, que me pongo hasta densa.



domingo, 21 de septiembre de 2014

Sábado.

Creo que iba a escribir una entrada acerca de lo mierda que me llevo sintiendo todo el día, de lo listas que se creen algunas personas y de lo súper healthy que son -léase en tono de sarcasmo plus- y de que los demás damos consejos de mierda. Pero ni tengo ganas de explayarme, la verdad.

Sí, doy consejos de mierda, me aplico métodos de mierda y toda yo soy una mierda, junto con el resto de mi vida. Pero yo admito la realidad y no me creo una de las hermanas Brontë cuando lo que he aprendido es a hacer Ctrl+C ; Ctrl+V.
A buen entendedor...

---------------------------------

Hoy he hecho bizcocho de plátanos (que debería haber sido pan o similar) y me he comido un cuarto del cacharro. Con un brick de nata montada (tras montarla yo) y un corte de vainilla de ancho como mi palma.
Y también he hecho compota de manzana sin azúcar, aunque lleva un par de cucharadas de miel. Y de momento sobrevive en el frigo.
Ah, y albóndigas/hamburguesas de pavoternera con tofu y canónigos y salsa de tomate.

Y me he pegado otra cenaatracón de 2 patatas fritas enormes, 6 nuggets de pollo fritos que ni sé cuanto pesaban, galletas y leche.

2 veces van hoy. 2 veces con la cabeza metida en la taza, con un Cincuentaynueve en la espalda, el ánimo en los pies y el alma saliendo por la garganta.

Y para rematar, se me han roto las gafas por la mitad. Y odio estar todo el día con lentillas, sobre todo cuando estoy en el pc bien sea viendo algo o escribiendo.
Y las he tenido que entablillar con un lápiz a lo retarded
Que podría hasta ser gracioso, pero ahora mismo tengo el ánimo allá por la Fosa de las Marianas.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Back to basics

Hoy puede decirse que ha sido el segundo día, y el primero en fallar con el gimnasio.
Genial, si es que ni sirvo para ser constante...


La cena del Lunes fue horrodeliciorosa. Comí muchísimo y además cosas que habitualmente no estoy acostumbrada, como patatas fritas con salsa alioli, cerveza, pasta, postre híper chocolateado, etc.
El regalo, ver un 60,2 la mañana del martes y haber dormido como el puto culo, digestión pesadísima donde las haya.
Me levanté tardísimo y entre limpiar mi habitación a fondo, controlar lo que desayuno y como; me fui al gimnasio por la tarde, donde solamente hice algo así como 1h45min en total. Ni puto aguante que tengo ya.



La cena, acabé pasándome para variar. Y de cabeza al baño, ya no pienso volver a fallar ni un puto día. La culpa por comer cualquier cosa ha vuelto y aunque sé que soy una estúpida por volver a lo mismo de antes que ha hecho que rebote 4 kilos, sé que también me hace bajar de peso, así que who cares.
Acabé recenando cosas de picoteo, entre ellos chocolate, que tenía un monazo impresionante. 
Me fumé un par de porros y a la cama totalmente girada.
Ah y sí, fui a por el dinero del finiquito y esas cosas, pero poco más hice en el día.

Esta mañana la báscula marcaba 59,5 y creo que no he dormido todas mis horas, andaba con bastante sueño tras los porros y la pastilla de dormir que tomé.

Me fui con mi padre al Carrefour a por un par de cosas, entre ellas un medidor del % de grasa corporal que vi por 10€ (cuando los buenos valen como 35 a 50) y más tarde lo acompañé a que hablase con la asistenta social para mi tía abuela, que se le va la olla y ni quiere ir a un asilo ni nada.



El día ha sido de bochorno asqueroso otra vez y después de comer a las tantas, ¿a quién putas le apetece ir al gimnasio? A mí no, desde luego.

Así que me he ido a caminar una horita a paso rápido, cuestarriba cuestabajo, porque no hay otra cosa donde vivo, y de paso he ido a la herboristería a por el ginseng que le iba a regalar a S, cápsulas de café verde y de raspberry ketones. A ver si funcionan, porque mi dinero m'han costao... -_-



En casa, andaba notándome flojilla y tras meditarlo mucho, he cenado protes, ensalada y un trozo de la quiche esta del infinito que nunca se acaba. 
Cálculo de calorías: error. Culpa de nuevo por haberme pasado comiendo y viajecito al baño.

Lo que más me jode es haber notado sabor a frambuesa (de las pastillas que me he tomado a las 7 de la tarde) porque me repatea tomarlas y que no me hagan efecto por mongola.

Mañana espero hacer las cosas como tengo que hacer y levantarme a una hora normal, ir al gimnasio antes de comer y controlarme con la puta comida.
Que no me importa pasear al baño, lo que me jode es sentir cómo engordo cada vez que como cualquier miseria.


En fin, no ando mucho más inspirada hoy, espero que vayáis llevando bien la semana...

lunes, 15 de septiembre de 2014

Lunes 15, por fin.

Se acabó, por fin ya no tengo que ir a trabajar. Hoy era mi día correspondiente al descanso semanal, así que terminé un día antes.
En parte como siempre digo, me da pena el hecho de no ganar dinero de nuevo y de mantener mi vida productiva, porque los sentimientos de vacío y de inutilidad volverán.



Hoy es un día de pre-dieta, pre-planificación, pre-todo
Debería empezar con todo, pero me lo voy a tomar con calma. He dormido un puñao de horas y me he levantado a eso de la 1 del mediodía (corrijo: me HAN levantado, lo cual me pone de muy mala hostia) y he desayunado unas 700 y pico de calorías, que tenía hambre.
Sí, soy así de guay...

El peso de inicio serán 58,4kg que es lo que ha marcado la báscula hoy. Sin trampa ni cartón, sin laxantes ni vómitos y ayer habiendo comido 4 veces en el día. Y me he levantado con hambre, que conste.
Y del método de a ver cómo adelgazo... digamos que el gimnasio va a ser un imprescindible sí o sí. Trataré de comer lo más sano posible y cada 4 horas y bye a las comidas de mierda y alcohol; pero no nos engañemos... sé de sobra que acabaré vomitando más o menos frecuentemente.
Sólo espero que de poder elegir, derive en anorexia purgativa y no en bulimia de mierda, donde sólo engordo. 

Ya, no es un pensamiento demasiado halagüeño, pero es la verdad. NECESITO bajar cuanto antes y no puedo permitirme esperar hasta Navidad. Voy a casa de S y a visitar a Emi el día 20 del mes que viene y quiero haber recuperado mis medidas para entonces...
Algo difícil, pero esperemos no imposible.



Hoy ya con el desayuno voy más que servida. Trataré de comer fruta luego a media tarde y si acaso algo de pavo o queso batido si es que me animo a bajar a comprar, que lo dudo un poco bastante.
A las 8 he quedado con dos de mis compañeras de trabajo para cenar, así que no me espero nada light, y ya se sabe... Ley de la Compensación. Tampoco descarto pasar por el baño... Sí, ya lo sé. Pero los pensamientos son inevitables.

Y si no ando demasiado apalancada, puede que baje antes al centro a tomar un café con E, mi amiga megabolli xD

Ya os iré contando, hoy era solamente para poneros un poco en situación. Mañana tengo que ir al trabajo a entregar el uniforme y a por el sueldo + finiquito, así que aparte de eso, imagino que gimnasio y dieta.

Os dejo foto de una quiche-hojaldre que hice el otro día (es la que te dije, Fear Factory).
Parece que está quemada pero es el papel de horno. Lo demás se quedó un poco tostado pero estaba perfecto de sabor. Y de esas cosas que no llenan una mierda y a las 3 horas tienes un hambre canina.

Lleva: puerro, espinacas, cebolla, zanahoria, 1 loncha de queso light, claras de huevo, salmón fresco, gambas, atún enlatado (sin aceite), pimiento rojo y la masa de hojaldre.





jueves, 11 de septiembre de 2014

Sin novedades

Llevo un par de días sin escribir, pero es que no hay que contar. Los días siguen tranquilos en el curro, ya solamente me faltan 4 días: dos de cierre y dos de salir pronto pero estar metida allí dentro todo el día.


Mi peso anda en los 58,3 esta mañana; he vuelto a mi rutina de comer mucha proteína y tratar de hacerlo cada 4 horas (y lo noto ya en los gases que dan) pero también me estriñe más de lo normal, así que no he ido al baño en un par de días (y sí, trato de tomar fibra, cafés y verduras, pero ná de ná). Supongo que el peso real serán los 57 y medio aprox.
Es una jodienda eso que comiendo como toda mi vida sea una gorda pero vaya al baño algo más frecuentemente que comiendo sano y que manteniendo un cuerpo más definido me estriña más fácilmente y me hinche como un globo; hasta que digo bastaya y me tomo un té laxante. Pfh.

Ah, el otro día hice tomates rellenos, pero acabé vomitando porque mi padre me hizo sentir como una puta vaca gorda ya que según él "con uno para cenar ya era mucho" y yo me comí dos. En la foto no lo parece, pero son grandecitos, como un puño o más cada uno de grandes.
El relleno, sin bechamel de ningún tipo, llevaba pimiento rojo, carne picada de ternera y pollo, 1 loncha de queso light (para todo el relleno), cebolla y espinacas, según creo recordar.

No he hecho una fuckin' shit de ejercicio para variar, ayer me fui a la playa y el otro día rascándome los pies en casa. Hoy quería volver a ir a la playa pero el tiempo anda medio subnormal y no se decide a despejar.
Ya lo hará cuando tenga que ir a trabajar ಠ_ಠ

Hoy es jueves de pintxo-pote en el barrio de al lado de mi curro (te pides algo de beber y te dan un pintxo/banderilla sencilla. Que en esta ciudad los pintxos se cobran y algunos bastante caros, por eso la popularidad de estos eventos), así que me espero cero patatero de trabajo...

A ver si tengo algo pa contar antes de que acabe la semana...
El sábado podría salir de fiesta, salgo antes de las 10 de currar y el domingo entro a las 5. Pero ni quiero alcohol, ni gastar, ni que me vean vestida horribilus apretada como chorizo.
Besos!

lunes, 8 de septiembre de 2014

Última semana de curro. Yo conduzco.

Hoy es el último Lunes de Descanso, porque el próximo ya se enlaza con el nuevo período de La Vida en el Paro. Me siento... ¿bien? ¿aliviada? ¿con algo de pena porque se acaba el curro? Bueno, quizá un poco. Sé que me arrepentiré cuando el dinero se me acabe, como siempre, y ya ha empezado el chorreo de dinero. Hoy entre giliflautadas de supermercados-carnicería y herboristería unos 30ypico €. Y he dejado encargadas unas pastillas de ginseng coreano de 50y algo de euros, porque quiero regalarle a S la mitad de la caja (vienen 100, me sale más económico que comprar la de 50x30€) y quedarme yo la otra mitad.


Ayer el día fue algo así como un día de suerte en cuanto al curro. Primer Domingo de Regatas (este domingo viene la Final) y la ciudad apestada de gente. El jueves que fue la semifinal y yo ni enterada, acabé llegando tarde al trabajo porque no había un puto sitio para aparcar; y acabé dejando la moto enfrente de la puerta de mi curro y con el estómago en un puño por si me la llevaba la grúa o me ponían una aspirina fantástica de 140€. Que aquí son así de simpáticos los Naranjitos. Al final la pude mover al párking de motos que está a veinte metros (cuando pillé un hueco) y solucionado.
A lo que voy es que ayer salí de casa como cuarenta minutos antes para buscar sitio con calma (el jueves estuve veinte minutos a vueltas) y zas, llego enfrente de mi curro y uno saliendo del párking. Toma.


Día de trabajo ameno, tuvimos bastante movimiento como hasta las 5 de la tarde pero estabámos currando 2 con las que me llevo guay y yo. Sudando como pollos, pero el trabajo salió a buen ritmo, repusimos todo y limpiamos antes de las 5.30 que llegaba Doña Tiquismiquis con el otro Monguer y ya no tenía de dónde sacar punta.
Hasta las 7 todo muy de relax, hasta me aburro cuando hay poco que hacer. Luego los típicos viejos con el café y esas historias varias y a las 8 que se puso negro como los cojones de un grillo, cayó la tormenta. Atender a los cuatro que vienen al refugio y fuera.
Mientras tanto pude ir limpiando y reponiendo todo y para cuando me tocaba salir pa ir pa mi casa el tiempo me dio un break, así que salí pitando. Ni cambiarme de ropa, y ni tuve que sacar el chubasquero.

Ya en casa, me planeé cenar sano y poco (llevo así varios días, aunque no siempre lo consigo) y me di cuenta que empecé a pasarme demasiado con el pan. Pues me acabé permitiendo comer normal y al rato largo (largo porque me da la pereza y andan por aquí mis padres danzando), vomité. Me había tomado pastillas laxantes y le sumé otro té desatascador (porque el del día anterior poco o nada de efecto me hizo) y a la cama.


Tras media noche de paseos al baño, me he levantado obviamente más ligera, además de que ya hoy se me iba la regla: 57,4kg. Es en parte deshidratación, pero me he quitado un evidente peso de encima al no ver más el sesenta. Y espero no volver a verlo. Nunca.

Hoy iba a ir al gimnasio, pero me he levantado tarde y encima no tenía mi queso del desayuno, así que me he tomado medidas y he ido al súper a comprar. He vuelto tan cansada que he dicho que a la mierda el gimnasio. La playa no era opción porque estoy con catarro y en teoría pa las 5 ya empieza el fresco y me he quedado en casa. Craso error, porque al final ha hecho bochorno de mierder y sol, con lo que podría haber aprovechado. Meh.

En cuanto a las medidas, he subido mucho. Un par de centímetros del mes pasado a este, pero un total de 4cm más de cintura y 7 de cadera. Ahora tengo 67cm de cintura, 95 de cadera, así que con razón la falda de cuero del viernes no me iba a cerrar. Gorda.
Según los datos, un 25,5% de grasa corporal (cuando estaba en el 19 y algo%), he perdido un kilo entero de músculo y ganado 3 de grasa. Viva.

De momento llevo casi 800 calorías en lo que va de día, así que la cena ya veremos si la vomito o no, o qué. La idea es hacer tomates rellenos light.

Algo así

-----------------------------------

En cuanto a relaciones de amistad y rolletes, he vuelto a llegar al punto HastaLaPolla.
Harta de necesitar ayuda y que nadie esté disponible, qué puta casualidad que SIEMPRE que me pasa algo, nunca hay nadie. El sábado me dio un ataque de pánico-ansiedad muy grande al ir y volver del supermercado, sobre todo al volver. De llegar a casa hiperventilando, con ganas de llorar sin hacerlo y una angustia impresionante. ¿Quién vino a hacerme compañía o con quién pude hablar? CON NADIE.
Estoy más que harta de que la gente cuando está aburrida o jodida, se acuerdan de tu existencia. Y algunos ni siquiera eso. Y yo atiendo y ayudo aunque tenga quince putos minutos para cenar. Luego llega el día en que yo tengo libre, o no, pero el resto están ocupados y tú dejas de existir. ¿Ah, necesitas un cable? Sorry, yo no estoy disponible.


Pues ya está. La peña sabe mis horarios -y quien no los sabe es por falta de puto interés-, saben mi teléfono, saben mi puto facebook y hasta dónde vivo. Quieres algo, me llamas.
Pienso hacer mi puta vida, como si de repente vuelvo a estar sin amigos. Porque una ya deja de ser amiga para ser el perro que menea la cola cuando el amo vuelve a casa.
Voy a controlar de nuevo toda mi puta vida de mierda, que es una vida de mierda pero es mía. Y si me estrello, al menos será por conducir yo.

Ah, 47kilos volvió a aparecer. Esta vez en mi curro y me pidió helado, con cara de algovamalyatecontarétengoganasdeverte.
A ver con qué me sale, pero lo dicho. Muévete si quieres algo porque paso de la peña ya.

Por cierto, me chupa un santísimo huevo que no parezca tan gorda en la foto que saqué el otro día. Porque me siento como una puta masa amorfa y eso nadie me lo cambia. Me jode que encima parece que estoy exagerando, pero es tal y como me siento. Puedes pesar 190 kilos si quieres y yo 57 -60 en caso del otro día- pero si yo me siento como si pesase 15 o 20 kilos más, eso no me hace de menos ni tener menos excusa que alguien que pese más que yo.
Este puto problema es mental y si tres kilos o cuatro me hacen ver como cuando pesaba casi treinta más, no quiero ni pensar en qué pasaría si realmente engordase más, porque los ataques de pánico son gracias a estos kilos gratuítos. Y realmente no quiero afrontar el TCA. Estoy harta de sufrir y de tener que luchar por todo. 
Ya basta.

sábado, 6 de septiembre de 2014

SESENTA. Me quiero morir.

60 Kilos 300 gramos. Hacía MESES que no veía una cifra tan alta, concretamente hace un año dejé atrás el seis para pasar al cinco, y empecé a caber en la 36.

Ahora mis pantalones me aprietan, me siento incómoda hasta con los elásticos. Los leggings no me los pongo porque me siento una masa amorfa. Los vestidos tengo pánico a reventarlos. La falda de cuero que me compré el año pasado -XS- no me cierra y tengo que ponerme la otra, desgastada, cedida, enorme, talla 40, que me baila y me hace formas raras y me veo igualmente amorfa y gorda. Todo, la cara, los brazos, las piernas, la barriga... hasta las tetas que tanto me quejaba haber perdido me sobran.

Sí, estoy con la regla y llevo estreñida unos cuantos días, no he dormido más de 6 horas y además creo que me estoy agarrando un catarro (las que me conocéis de hace tiempo sabéis que con un miserable catarro puedo engordar medio kilo). Pero NO me sirven las excusas. Sesenta son sesenta.
Antes me estiraba de los pelos por ver el 56 (cuando vivía en el 54), ¿y ahora que hago? Estoy segura que de practicar el Self Injury me habría dejado el cuerpo hecho un cromo, más de lo que ya lo tengo por rascarme por nervios y ansiedad.



Y hoy tengo el brazo bastante bien, había días que estaba todo lleno de costras rojizas y enormes. 
Y la gente pregunta. Y te miran con asco-pena.

Solo quiero desaparecer, que nadie me vea. Me doy asco y vergüenza.


Quisiera vomitar todo lo que como de nuevo, o no comer apenas, pero no puedo. El puto trabajo, siempre el puto trabajo.
Si voy sin comer me mareo fácilmente y no puedo vomitar la cena porque en los 15 minutos que tengo para comer no puedo comer y vomitar, ni siquiera alargando hasta 20 minutos el mini-break. Y encima cuando llego a casa suelo tener hambre, porque ya han pasado 4 horas desde la cena...

Voy a volverme estricta de nuevo con las comidas, a ver si puedo. Queda una jodida semana de trabajo, necesito adelgazar sea como sea.
Hoy ya por una cosa y otra, no he desayunado pan. Tostaditas crunchy que a las 3 horas dan hambre, así que tendré que comer algo antes de trabajar o me pasaré la tarde picoteando lo que pueda en el trabajo hasta la cena de las 9...

Y así, fracasando todos los días.


Mayo vs. Septiembre
54 vs.59 kilos, la diferencia es más que notoria.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Amar y odiar a la vez. Pensamientos de bulímica.

¿Cómo es posible amar algo con ansia y odiarlo con toda tu alma a la vez? Así soy yo. Así somos muchas las que estamos en este mundo con una voz en la cabeza que hace que no funcionemos correctamente.

No creo que haya ninguna bulímica "orgullosa" de serlo, así como las anoréxicas (las "puras" por así decirlo, las que no sufren atracones del grado de sus vecinas ni purgas) sí pueden sentir cierto orgullo, sentimiento de triunfo y poder ante la capacidad de controlar sus impulsos vitales como el comer. El control del hambre, el marearse y decir "yo puedo" y dejar que tú lleves tu ritmo de ingestas o mini-ingestas, o de no-ingestas.
Esa sensación de vacío que hasta quema la garganta es lo que hace sentirte bien.

Pues bien, yo hace tiempo perdí esa esencia. Nunca he tenido síntomas completos de anorexia (o al menos es lo que me parece cuando hago autoanálisis). Pero el hecho de volver hacia el Otro Lado me repugna. Me repugno.
Ese hecho de bien comer por gula, con ansia, sin siquiera sentarse para tragar desesperadamente cualquier cosa que encuentras en tu casa. O cuando llamas a telecomida a domicilio, cuando vas al súper temblando de nervios por ese atracón de Gula que te vas a dar. Asco.
O el hecho de comer sin saborear, mecánicamente, ni siquiera con ansiedad. El hecho de llenarte la barriga con lo que sea -y todo te sabe a nada, como el que come periódico- simplemente para sentirte llena hasta que duele y vomitarlo lo más violenta y dolorosamente posible.
Así te castigas, así te alivias.

Lo peor de todo es la sensación de vacío que invade después.
No el vacío estomacal, ésa es la sensación buena, la adictiva. Sino la sensación de que eres un alma muerta que vaga por el mundo sin objetivo, sin nada que motive a continuar haciendo algo de utilidad. Sólo dormir.

El dormir es bueno, no pregunta, no juzga y pasa el tiempo sin darte cuenta.


-------
59 kilos, estoy con la regla.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Primero de Septiembre

Esta entrada iba a ser algo deprimente, porque realmente las cosas no van bien. Pero como mi estado de ánimo sube y baja, ahora mismo anda bastante high por recientes compras de internet, luego os cuento.

En resumen, no me renuevan del trabajo. Me quedan 15 días y bye. Eso supone medio sueldo más y el finiquito. Calculo unos 600€ en total y ya puedo empezar a atar el dinero que vienen vacas flacas.

Hoy iba a empezar con todo: dieta, gimnasio, blablablá. Ya la cagada del día ha sido levantarme tarde, olvidar pesarme y sumaysigue. Creo que lo más útil va a ser ir a la playa y disfrutar del día de fiesta y empezar a cerrar la puta boca con la comida.
De momento ya llevo 700 y algo de calorías.
Y mañana no puedo ir a ninguno de los dos por horarios; esta semana va a ser de calor y me gustaría pisar la playa -lo que es un bye~al gym y al adelgazar-
Es lunes, pero es como si fuese domingo... U_U


Me planteo varias cosas, como el llamar a una asociación sobre TCA, aunque NI MUERTA meto a mi familia en esto o les informo de lo que pasa... y sé que es una parte imprescindible de la terapia. También leí ayer a una chica en Facebook que las bulímicas que de repente dejan sus "hábitos" y engordan tardan como 3 meses en estabilizarse: el primero suben porque su cuerpo hace un Ohdiosmiodiosmioquericotodoestoquenocomíahacemucho y lo almacena como si no hubiera un mañana; el segundo mes es estable y en el tercero empiezas a poder adelgazar.
No sé, tengo mis días de plantearme seriamente seguir comiendo bien poco a poco hasta hacerlo como persona normal y otros donde digo que alamierdatodo y voy a vomitar hasta el alma.
Hola, soy un tíovivo.

En fin, en tema económico no quiero rallarme demasiado. Voy a ahorrar todo lo que pueda aunque la chaqueta de cuero me la compraré con el dinero de las horas extras de la semana de fiestas -que es en B y no consta en ninguna parte- y además...
TACHÁN TACHÁN....

El 20 de Octubre aterrizo en Málaga :D
Voy 15 diítas a ver a S y siempre hago la misma ruta: San Sebastián (sí, por fin os enteráis dónde vivo jaja) - Bilbao-Málaga-Motril y vuelta.
Además esta vez he pillado un vuelo genial porque no hago escalas de mierder y llego prontísimo, con lo que espero que EMI tenga disponible ese día para conocernos.
O te asesino, jajaja.

No quiero alargarme mucho más, básicamente porque siento que no me expreso con los pies en la tierra por el high de mevoydeviaje, hasta que de nuevo trate de ponerme unos pantalones y me sienta gorda again.


Trataré de actualizar en estado más normal pronto, un kiss.