jueves, 28 de agosto de 2014

Se acaba Agosto. Balance del verano 2014

Creo que hacía años que no pasaba un verano tan malo.
Vale, el año pasado -y sobre todo el anterior- me los he pasado de casa a la playa y de la playa a casa, sin poder ni quedar apenas por falta de dinero. El año pasado al menos me veía mejor por haber ido perdiendo bastante peso; unos 15-20 kilos menos los notas en bikini aunque te sigas viendo mal.
Este año apenas he pisado la playa media docena de veces, tengo dinero pero no tengo tiempo de disfrutarlo debidamente y encima he engordado, lo cual me hace verme monstruosa.
Son 3-4 kilos y no 15, pero como si lo fueran.
58.3 esta mañana y ver el 8 y el 3 tan juntos es como si de nuevo estuviera en esos 83 kilos que me da hasta asco de pensar.


He encontrado un trabajo que no me llena porque si bien podría llevar el turno perfectamente; hay factores (principalmente personas) externas que se pasan recordándote lo mierda que haces todo. Y el sueldo está bien, lo sigo diciendo. Tampoco para tirar cohetes, pero no son trescientos euros de mierda. Y me quedan 16 días de trabajo + 3 de fiesta. El Domingo o el Martes cobraré, dos findes malos por Regatas y byebye.
Que a lo mejor me equivoco y me renuevan -aunque lo dudo- pero lo que más me apetecería sería decirles un ¿ah, me ibais a renovar? Pues mira chica, ya lo siento pero como me repetíais tantas veces que lo hago tan mal, me han llamado de otro sitio, a ver si allí encajo.

Sí, es bonito soñar. Porque tal y como está el trabajo, no me saldría uno decente ahora mismo ni de coña.

Vuelvo a los pensamientos de que no merezco comprarme nada por ser una gorda, a vestirme mal porque siento que todo me queda horrible, con la barriga para afuera, o incluso que no me va a caber tal cosa o se va a ver claramente que esa no es mi talla e iré embutida... Y el gimnasio sigue esperándome a ver si junto ánimos para ir.

Este es el fin de semana que en teoría podría salir a tomar algo por mis horarios, pero estoy demasiado cansada de la gente. De esperar demasiado de los demás para lo que te acaban dando. De beber y comer mal. De gastar dinero inútilmente en copas cuando podría disfrutarlo de otro modo. De ir siempre a los mismos garitos de gays donde todo el mundo te conoce y tienes esa presión de que como vayas medio desaliñada solamente ves cómo te critican a tus espaldas. De ir a baretos heteros y que el típico plomazo se te pegue al culo a ver si arrima cebolleta y moja algo más que los calzoncillos esa noche.
Incluso me estoy cansando de ir al bar este de lesbianas al que iba con L a tomar algo al salir del curro, donde la camarera (V) está empeñada en que vamos a acabar liadas y el otro día estuve como 3 horas aguantando su cháchara y su presión.
Y por no salir corriendo me gané un ataque de ansiedad. Genial. 
De sentirse como un león enjaulado, como un gato cuando le tiras un cubo de agua pero sin poder irte por tener la puta presión social.

Odio esa manía de la gente del mundillo gay que dan por sentado que te vas a liar con cualquiera solamente porque a lo mejor te interesa la gente de tu mismo sexo de vez en cuando. Parece que el término amistad no lo conciben y cuando te ven en su campo visual no pueden ser capaces de pensar que a lo mejor no te interesan las relaciones. Ni esporádicas ni serias.

Si no soy capaz de quererme a mí misma, si no paro de odiarme, cómo mierda iba a poder querer a alguien más. Cómo mierda iba a poder alguien quererme si ni siquiera sabe de los muertos enterrados en mi armario.


Y como siempre, a veces parece que todo se soluciona perdiendo peso.

lunes, 25 de agosto de 2014

Días intensos, part II

Imagino que esta entrada será algo más resumida que la anterior, ya que tampoco tengo demasiadas ganas de escribir.
A veces siento que hablo sola, y para hacer monólogos una no tiene el cuerpo a diario.

Hoy Lunes de descanso, 58,3kg. Ayer vomité la cena de Telepizza y hoy tengo cena con K que se prevé de McDonald's. A ver si yo como algo más sano, que en su casa no puedo vomitar. 
La idea de hoy es ir con este cuerpo de gorda a la playa, al Fnac a por unos auriculares que se me han antojao y luego o bien pasar por mi casa y luego a la de K o directa a la suya.
-------------------------------

En cuanto a temas de faldas, seré breve: el tío del bar me pidió mi número y aunque yo le insistí para que se viniera de copas (yo ya iba perjudicada), resulta que al final me dijo que no podía blablablá y al día siguiente resulta que me manda un mensaje que tiene novia. O mujer, o algo de eso. Next.


Sobre 48kilos, me llamó un día de estos que andaba en crisis con la pedorra de su novia y pasamos la noche en su casa, pero sé que pretendía que le prometiera que yo iba a estar ahí esperándole si dejaba a la Petarda, nada más lejos de mi intención.
Como yo le dije que no quería sustituir a su novia y que pasaba olímpicamente de relaciones, se ve que se lo pensó mejor y a la mañana siguiente me dijo que iba a dar otra oportunidad a su novia y blahs, porque andaba indeciso y no se qué y que ella parece ser que se estaba poniendo las pilas.
Te diré una cosa: vais cuesta abajo y sin frenos, pero eso hasta que las cosas no terminen de irse a la mierda, no lo verás. Whatever.
Me dijo que eso, que seguramente no nos veríamos en una buena temporada y le respondí que ya estoy acostumbrada a que desaparezca. Así que a otra cosa, mariposa.

El día que estaba esperando a que el tío del bar me llamase y andaba de borrachera con copa y media, conocí a 3 chavalas. 2 de Madrid, una de mi ciudad. Nos caímos genial desde el primer momento y he estado varios días con ellas enseñándoles la ciudad (obvio una ya la conoce) y se fueron el jueves me parece (pierdo la noción del tiempo).
El caso es que una de ellas, L, se fijó en mi desde el primer momento y andaba la tía muy tumbaydale. Al final fue un mira, pues como te vas te doy el gustazo aunque a mi me da mucha pereza todo y supongo que te olvidarás en un par de días.
Pues no. No se que le pasa por la cabeza, pero todos los días me escribe y tal, que andan de vacaciones en otra ciudad y estará esperando si a mi no me renuevan para insistirme que vaya para Madrid.
Sinceramente, no quiero rollos. Con nadie. Estoy en mi zona amorosa de confort demasiado bien apalancada como para complicarme la vida, aunque me encontrase con mi príncipe azul seguro que le daba largas por pereza.


Al menos me quedo con lo bueno: tengo una amiga nueva, me he echado un par de alegrías al cuerpo veraniegas y algo de money para comprar chorradas.
Las consecuencias son 4 kilos de grasaza que hay que perder rightnow.

En otro orden de cosas, el mongolo de mi curro está liado con la hija de la jefa -la que va de encargada por la vida- y el marido ha vuelto de vacaciones y algo sabe o se huele.
Ya me pasarán el cotilleo, pero mientras tanto veo el partido de tenis con las caras de esos dos tontoslapolla y el marido con cara de bulldog por mi curro.


domingo, 24 de agosto de 2014

No soporto mi cuerpo, pánico a engordar más y volver al inicio de todo.

Sé que os debo la segunda parte de la entrada anterior, pero esta es otra entrada de desahogo.

El otro día vi el 59. Así, como un plomo me cayó.
5 kilos, ¿cómo mierda te has podido dejar tanto? Mierda.
Ni se me dibujan siquiera los pocos huesos que se me notaban, la ropa me queda más apretada y en lugar de los pocos abdominales que iba viendo, ahora hay una barriga redonda y saliente.
Tienes kupelilla- me dijo ayer una amiga (la cual ni siquiera me ha conocido gorda, así que es totalmente ignorante de esto)-. KUPELILLA. KUPELA. BARRICA.
GORDA.

Lo peor de todo son las excusas que yo misma me pongo. Hoy no porque tengo cena con esta misma amiga. Mañana tampoco porque ceno, y de Mc Donald's, en casa de K. Y durante el día estaré durmiendo y querré ir a la playa. El martes trabajo pero de tarde y si hace bueno de nuevo querré dormir y playa, que lleva haciendo mal tiempo tantos días que ves un rayo de sol y quieres aprovecharlo.
Ya me vale, joder.

Necesito gimnasio. Y volver a sacar todo lo que entra. Y desayunar la décima parte de lo que hago. Y volveré a hacer lo necesario para quitarme esto.


Esta semana que empezamos espero reorganizarme de una puta vez, que el día 1 de Septiembre es el Día Oficial de Dieta para todo el mundo y estarán los gimnasios a reventar... Y no hay cosa que más odie que entrenar con multitud.

Último día de trabajo de la semana, ahí que me voy.
Un beso.

jueves, 21 de agosto de 2014

Días tan intensos que parece que hayan pasado varios meses. Part I

Madre mía, me parece que tengo que contar tantas cosas que no acabaré nunca.
Intentaré hacer un resumen o sino contar poco a poco en un par de entradas.
Empecemos por hoy y luego ya echaré p'atrás en retrospectiva.



Mi peso de hoy ha sido un agradecido 56,9-57,2 después de estar varios días comiendo realmente mal, incluyendo alcohol, comida chatarra, comida a deshoras, días de comer mucho y días de poco y más blahs. También es verdad que ayer me tomé un té laxante para hacer una limpia intestinal, pero no deja de ser una buena cifra; aún teniendo 3 kilos de más de lo normal.

En cuanto a mi cuerpo, de nuevo me contradigo: llevo bastantes días rondando los 57 y por una parte me estoy acostumbrando a las nuevas redondeces, incluyendo que tengo algo más de tetamen. Y eso me gusta, aunque me siga viendo mucha caderaculobarriga.
Pero como los pantalones de la 36 me siguen quedando sin apretar y a veces hasta me siento con la tripa plana (otras no, otras la siento totalmente para afuera y barriguda) y toda mi vida he estado con panza, supongo que es un poco back to basics, aún estando en mi talla de los últimos 10 meses.
Lo que no quiero aceptar es el estar por encima de los 55 (ya ni hablemos que quiero volver a ver ese 53,9 que logré entrever y bajar más...), esa sensación de holgura de pantalones -que ya no siento tanto- y el hecho de que me compré unos pantalones azul eléctrico de la 34 en Mango, monísimos de la vida, que no me puedo poner hasta que no baje de los 90cm de cadera, y ando por los 92 o más.
Y bajar de peso me hace tener de nuevo menos teta, porque tres kilos no veas si se notan... fok.
Y luego también soy de las que pienso que aunque yo me vea con tantísimos fallos, la gente no me ve tan mal, las tías más delgadas a la gente se les hacen feas (incluso a mí, ciertas delgadeces no se me hacen bonitas) y si he estado un par de semanas casi sin estar tan ahogada por el tema de la alimentación, ¿por qué no estabilizarme aquí?
Pero mi cabezonería es la de siempre: no quiero más de 55. Nunca. 
¿Hola? Alguienquemeentienda.



Lo que me está "consolando" por así decirlo es el hecho de haberme pasado con varias cosas y no haber subido más y eso que no he hecho absolutamente nada de ejercicio este mes (el trabajo no cuenta) y en mi cabeza se ha metido la idea de los días de trabajo intenso que tenía que comer para poder seguir funcionando. Sin réplica.
Aunque luego llegaba a mi casa y vomitaba todas las noches para sacar estrés y sentir que había comido sin realmente hacerlo. Hola a la enferma de TCA.
También cabe destacar que llevo unos 4 días o 5 sin vomitar, aunque ayer me laxara. No durará, pero cada vez los períodos de intervalos son mayores.
Me repito que todo volverá poco a poco a la normalidad cuando vuelva a dormir mis horas, a amoldar los horarios para ir al gimnasio o a la playa si es que el tiempo acompaña y de nuevo controlar lo que como y cuánto como. Let's see.

---------------------- Y hasta aquí el tema TCA-pesocuerpo.

En mi trabajo, mi cabeza ha hecho un CLICK. De esos varios que tengo en mi vida que me hacen cambiar cosas, en este caso he tomado la actitud de Pasodevuestroculo.
No pienso correr más, ni estresarme, ni agobiarme. Ni sudar más de lo necesario, cuando los demás están parados como postes y de charleta entre ellos.

¿Voy más lento? Pues voy más lento. Pero así en lugar de abarcar a todo y que tú te rasques las pelotas mientras ves que yo llego a atender a todos aunque vaya híper estresada, vas a tener que mover tu puto culo a ayudarme a mí porque sino los clientes van a estar esperando y viéndote como te rascas las bolas sin atenderles.



Además, estoy bastante segura de que no me van a renovar. Ni a mí, ni a la otra chica que es una curranta del copón. ¿Y por qué? Porque el otro payaso se pasa el día de risitas con las hijas de la jefa y la jefa. Se van de copas todas las noches, a comer, come-merienda-cena en el trabajo lo que quiere y nadie le dice nada y un largo etcétera.
De eso de que cuanta más confianza le das más se toma. Y está claro que son tan coleguis y les da tanta penita el pobre, que le renovarán, no sea que tenga que volverse a su pueblo de mierda.
Pasando. Yo ya trato de cobrarme lo mío y que me vean que trabajo, pero no pienso volver a despertarme tras dormir 4 horas después de estar soñando con que tengo que poner helados y hay muchísima gente por atender. No more stress.

----------------------------------------------------

En cuanto a shopping, regalitos de cumple y así tengo varias novedades.

Emi me envió un paquete por mi cumple (que llegó tarde porque los anormales de correos no se presentaron ni el jueves ni el viernes por mi casa y me tuve que esperar al lunes) y el regalito fue un vestido negro genial. Así de esos para salir en verano a cenar-fiesta con los amigos y no preocuparse por la barriga xD
Porque la forma que tiene hace que no se marque absolutamente nada la panza. Ahí os dejo un par de fotos.

Me compré un par de vestidos en Zara, talla XS, y uno está hasta sin estrenar. En parte porque realmente no he tenido ocasión de ponérmelo y ahora que puedo plantearme el hacerlo, me da miedo que me quede demasiado ajustado por haber engordado.
Me han regalado también un par de zapatos estilo Al Capone (puntera negra y tacón, el resto nude), un bolso de ChOnel (Chanel del Top Manta), un pareo-toalla para la playa, un par de relojes (mi padre me regaló un Lotus clásico ¬¬ que no estamos pa gastar, tío...) y los pantalones azules de Mango que he comentado antes. No sé si se me escapa algo más, ya es que ni me acuerdo.

Me he hecho otro tattoo ^_^ así, de golpe.
El otro día fui a preguntar a otra tienda (porque en la primera que fui me pedían 170€ já) y me dijeron que 80. Y que si me pasaba en una hora, me lo hacían.
Y ahí que me fui.
Son los símbolos químicos de la Serotonina (una de las hormonas cerebrales encargadas de la felicidad) y la Cafeína. Sin la cual no soy persona. Yunkie.



Creo que hasta aquí por hoy, se me está haciendo tarde y el post ya es demasiado largo.
Seguiré contando las novedades en cuando pueda, un beso! (っ◕‿◕)っ ♥


sábado, 16 de agosto de 2014

Insomnio

Sí, yo. La Chica Marmota no puede dormir más por culpa del estrés, porque se pasa las noches soñando con situaciones muy estresantes; casi todas con algo relacionado con trabajo.
He dormido 6 horas, lo que para muchas será toda una hazaña cuando lo consiguen, pero yo no. Yo con menos de 8 horas no funciono bien, mi ideal son 9 de mínima.
Veréis que hostión me va a dar a las 6 de la tarde.

Y tampoco puedo hincharme a cafeína por tal y como tengo los nervios y el estómago de andar vomitando (que ayer, por cierto, no lo hice). En seguida me altero, se me acidifica el estómago y acaba doliéndome y hasta me tiemblan las manos. Pero medio dormida. Ideal para robar panderetas, vaya.



Hace frío y está el día gris. Ojalá haga más frío y se ponga más negro. Y que llueva, quelluevalavirgendelacueva. A cántaros.
Que no quiero poner un puto helado más de la cuenta, estoy cansada ya. Hoy, fin de fiestas y mañana día normal de cierre, de cincoymediaadoceydiez; pero habrá mugre para dar y regalar después de toda la semana y de que el Señor Metocoloscojonesadosmanos haya estado "limpiando" en los cierres.



Vamos a hablar de otra cosa, que me autoaburro.
¿Os acordáis del chaval ese que tiene novia, blablablá? Vale, le vamos a llamar 48kilos. Porque es lo que pesa. Bajito y delgado, que peso casi diez kilos más que él, vaya tela.
Bueno pues resulta que 48kilos vive con su novia desde hace 4 años la cual es una total y absoluta monguer. Para qué voy a entrar en detalles. Él tiene 30 y ella ¿24? por ahí. Ni es guapa, ni simpática ni con buen cuerpo. Una ganga, oiga. Y que conste que yo puse de mi parte para caerle bien, eh. Rollo te respeto porque es TU novio.
Pero ella es la mítica NoviaParanoicaCelosa de las que te mira mal y ya le caes mal hagas lo que hagas.
Pues que con tu pan te lo comas, tía.



Y volviendo al tema, 48kilos me vino a visitar al trabajo el otro día con cara de perrillo atropellado. Sí, es una cara típica manipuladora-doypenita que usa muy a menudo, porque el chaval de manipulador tiene un rato. Y cuando salí a cenar, le pregunté que qué le pasaba y tal y me dijo que habían tenido bronca rollo estosevaacabarporquenovabien.
Y no sé, por una parte es como venga, mándala a cagar ya a esa petarda y búscate a otra; pero por otro lado no. Porque va a venir de nuevo a buscarme, y no me apetece.
Además, conocí a S mediante este chaval, por Facebook. Y S siempre se ha cachondeado de él muchísimo. Porque sí, porque es de esos que ves y dices "a dónde vas con ése". Y no por feo ni nada, es porque es muy inmaduro (que juega al yoyó y va a campeonatos y mierdas) y de esos que ni puedes ponerte taconazos porque parece que los llevas como complemento para el bolso a tu lado. Pfh.




Así a lo tonto, ayer me puse a hablar con el camarero de un bar-cafeteríaplatoscombinados-cervecería. No sé como describir el sitio, porque mola bastante. Así como de madera y lleno de minimesitas, tenue, cómodo. Con recovecos para sentarte y no sentirte agobiao aunque el bar esté lleno.
Y pues no sé como fue que me sirvió un café y empezamos a hablar. Y la tontería de ahpuesluegopásateytetomasunacopa. Y fui. Y muy majete, así como haciéndome casito de eso que te sientes hasta guapa habiendo salido de trabajar totalmente mugrienta, sudada y con chorretones de helado por los brazos que ni los ves porque andan por cualquier parte.
Y como hoy entramos a trabajar a la misma hora y no le voy a poder pedir el café de antes de currar, me dijo de nuevo la de valepuesmañanatepongootracopacuandosalgas.
Mucha pinta de reparto de números de teléfono, aunque bueno, tampoco voy a lanzar las campanas al vuelo, que luego me salen las cosas torcidas. 
Como el que me curó el dedo, que me conoce del gimnasio y está to bueno. Y resulta que es gay y está con uno que conozco.
Y si no es gay, lo será casi entero. De esos que los ves y dices ohdiosmío. Y abren la boca para hablar y es todo lo más anti-machomen que te puedas encontrar.
Y en el curro tampoco es que pueda conocer gran cosa; las hijas de la jefa tienen novio/maridoconhijos pero les encaaaaanta pavonearse y que les metan fichas de dominó.
De eso de voy en leggings y limpio esa vitrina delante de tu cara meneando el culo pero noquieronadacontigo, eh. Já.
Y yo ante eso, nothing to do there. Pesaré como 15 kilos más que cada una de ellas y además mi cartera está vacía.

Y un saco de pensamientos inconexos que os dejo, y una canción molona del rollo veranito. Un besote.





jueves, 14 de agosto de 2014

Cuatro días nada más

Son los que faltan para mi día de descanso, por fin. Hoy si el tiempo acompaña (aunque hace fresco de tipo otoño) será uno de los peores días por ser la Víspera del Día de la Virgen. Y salen hasta las ratas de casa.
El Sábado será otro día gordo porque además de fin de fiestas, hay actividades algo llamativas para que la gente no abandone antes de que se acabe todo (porque el Domingo empiezan fiestas en otra ciudad) y se supone que al ser víspera de festivo siempre hay más ambientillo y tal.

Ando más calmada, si es que se puede llamar así. Más que calma es mucho cansancio físico, tanto que mis días consisten en trabajar, comer y dormir. Literal. Con ducha, lavadoras y vómitos intercalados a lo largo del día, pero nada más. Y algún día suelto a lo mejor veo a alguien conocido y hablo con alguien distinto a mis compañeros de curro...
Mis padres son compañeros de piso. A mi madre la veo algo más porque me ayuda a preparar la comida pero mi padre se marcha a las 8 de la mañana y cuando vuelvo yo, está dormido. A lo más si se levanta al baño, porque se despierta cuando llego, me pregunta que a ver qué tal y poco más.
Me sigo repitiendo: cuatro días, sólo cuatro más.

No ando depresiva aunque lo pueda parecer, pero tampoco alegre como unas pascuas. Es solo que quiero que mi vida vuelva a ser algo mas eso, mi vida.

Mañana se cumplirá exactamente un mes que me queda para que se me acabe el contrato y espero con todas mis fuerzas que me renueven
Sobre todo porque el gobierno le retiró a mi padre las pocas ayudas que le daba (400€ para toda la familia, ya veis qué dineral, eh. Como para ir a las Malvinas a cuerpo de rey). De momento tiene trabajo aunque muy pocas horas hasta fin de este mes, pero yo tengo que ahorrar todo lo que pueda...


Y hay un montón de cosas que me quiero comprar, ninguna barata. Pero me siento como el culo gastando dinero siquiera en recargar el saldo de mi móvil o en tabaco (ya ni hablemos de atracones); y el dinero que me había separado hasta fin de mes está a punto de morir...

Un abrazo chicas, os leo aunque no comente. El otro día casi me quedo con el tablet encendido porque se me nublaba la vista del sueño.

Ah, el peso: estoy en cincuentaysiete, se me ha pasado la regla, pero me medí y tengo 2kg más de grasaza (22.5%, estaba en 19 y pico%) y un kilo más de retención de líquidos. Qué guay.

domingo, 10 de agosto de 2014

Picos de altibajos rozando el colapso nervioso.

Antes de nada, gracias a todas las que me felicitasteis :) Aunque para mi fue cualquier cosa menos mi cumpleaños...

Aviso que esta entrada será de esas caóticas donde no explico apenas nada y es más que nada por falta de tiempo, son muchas cosas para contar atrasadas, pero lo que necesito es descargar datos mentales.


Lo que me pasa es lo que pone de título: el estrés, la presión, la angustia, la autoexigencia o sea lo que sea que es lo que me tiene así me va a acabar tumbando.
Siento que la cago, continuamente. Que soy una puta fracasada de mierda, una gorda (y el peso lo sigue confirmando), que mi vida y mi manera de hacer las cosas va más rápida que la de las personas normales y por lo tanto no merezco estar entre semejantes; o que no pertenezco a esa zona o a ese grupo de gente normal.
Tengo muchas ganas de llorar hasta que me quede dormida, pero no sale nada. O cuando quieren salir no es el momento. Y tengo que acabar tomando pastillas de la ansiedad, cigarros, CHOCOLATE... o directamente como. Y a veces lo vomito y me libero de la mierda y otras veces no, y engordo. Porque da igual que no sea atracón, comer a horas indebidas hace que engordes.

Necesito seguridad en mi vida y me siento sobre hielo fino todo el puto rato, el hecho de que en el trabajo me puedan decir que byebye me va comiendo por dentro. Y me siento así porque siento que continuamente la cago, que me exigen más y si no llego es porque no sirvo. Ayer ya con el inicio de las fiestas que estaban todas estresaditas, ya me comí un puñao de broncas.
Y encima, para rematar, me hice un tajazo en el dedo índice de la mano derecha bastante fantástico y profundo. Que me dieron un punto de sutura, nada de los de papel de mierder.



Ni vomitar agusto puedo ahora, joder.
Y todo en la mano dañada con la medio tendinitis de muñeca, ahora le sumamos el dedo y dolor por toda la puta mano, la mano de usar para todo y sobre todo poner helados. Plus de ansiedad y estrés para mí. De sentirme una mierda inútil.  (╯︵╰)

Y me revienta las tripas porque si me pido la baja me mandan a la calle segurísimo, no sé como putas voy a trabajar así una semana entera que me queda hasta mi día de fiesta... :( Y QUIERO QUEDARME. Un trabajo que ronda los mil euros o poquito más no se encuentra hoy en día. Aunque sean horarios malos. Aunque sea un único día de fiesta por semana.
Es dinero con el que puedo ayudar a mi familia y además me permite ir de compras, cosa que no hacía en 3 años. (-, -)

Trato de hacer lo posible, pero nunca es suficiente. Realmente me esfuerzo, joder. Incluso me obligo a comer y a no vomitar para poder rendir en el trabajo, tomo pastillas carísimas de mierda de Ginseng Coreano que funcionan de la hostia pero que te dejan el bolsillo seco... y todo para cagarla todos los días...


Me voy otra vez a trabajar, de cuatro a ocho y de nueve a una (o más)... Everyday.

Sorry for this mess. (´-`)

sábado, 9 de agosto de 2014

Japy birzday

To me. Veintiséis.

Feliz día de atracarse de comida de gorda y de trabajar, para seguir engordando, a ver si llegas a cincuentaynueve.
Al menos Google se ha acordado de mí.


lunes, 4 de agosto de 2014

Último descanso en quince días.

Hello Moto,
La verdad ando pasando por aquí por obligación, porque sinceramente no tengo ni ganas ni inspiración para contaros gran cosa de mi vida.
Mi peso está en punto monstruoso de 58 kilos y me caga bastante la existencia; los pantalones de la 34 que me quería comprar siguen en proyecto aunque a veces piense un poco que para qué; al igual que la chaqueta de cuero -que tengo que ir a mirar y preguntar- y el tattoo me parece que esperará hasta finales del mes que viene o comienzos del siguiente y ya me estaban pidiendo 150-160€... por cuatro putas rayas de color negro. En fin.



He hecho un par de Traps Avoided en cuanto a atracones por ansiedad, no sé cuando ha sido la última vez que vomité, lo que indica que han pasado mínimo 3 días; pero sí que he estado comiendo, aunque no atiborrándome. Volví a subir la dosis a 2 y algún día por el curro he tenido que tomar 3 pastillas de ansiolíticos o me daba un mal. 
Pánico a lo que me pueda venir en Semana Grande (fiestas de la city) porque a mí lo que no puedes es ponerme a un paradito al lado trabajando y encima estar tumba y dale metiendo presión y que TODO sea culpa del resto. Porque exploto.
Y hasta la masterjefa el otro día se dio cuenta que estaba que me salía humo por las orejas cuando trabajando a toda hostia que estábamos porque había bastante gente; por culpa de una de sus hijas me abrasé la mano izquierda con agua hirviendo por dejar cosas en el puto medio y sin avisar. Y de eso que me callo y no digo nada, pero la olla a presión o saca el vapor o explota. Y ayer algo parecido que hasta se me cerró el estómago de la ira. Traté de hacerme comer algo de carne y me estaban dando ganas de vomitar. Así que hala, descafeinadodesobre y cigarros. Y luego encima me vienen los sentimientos de culpabilidad por dar una mala contestación al compañero de turno que viene a pedir algo en momentos Nescafé; cuando estás que sólo te falta meterte la escoba por el culo y salir a barrer el local.

Y eso se traduce en un control tremendamente exagerado para no atracarme y acabar vomitando; aunque me permita comer cosas insanas en cantidad moderada para paliar la ansiedad, cafés/descafeinados con miles de millones de cigarros y ansiolíticos de miligramo y medio cada vez que veo venir la tormenta. 
Y básicamente porque estoy harta de tirar dinero a la basura. Porque sinceramente, echo de menos la sensación de alivio tras el vaciado estomacal.


El Sábado empezamos. Que Dios nos coja confesados. Y con una buena capa de vaselina en el culo.

sábado, 2 de agosto de 2014

No time

No tengo tiempo ni pa cagar. Literal. 
Y eso que no han empezado la fiestas de la ciudad donde  meteré más horas que los niños que cosen balones Nike.

A lo mas tardar os pongo al día el Domingo o Lunes. Hoy ataque de ansiedad gordo que logré controlar a costa de 3mg  de Bromazepam (4,5 en total en el día) y muchos cigarros. Y comida que al menos no derivó en binge.

Os leo a duras penas a las noches pero hasta en whatsapp ando missing -.-
Besos >x<